Por pacto azucarero con EU, pérdidas de 543 millones de pesos

41
Este año se prevé enviar a EU la misma cantidad de azúcar que en 2017: un millón 100 mil toneladas

Luis Moreno/México

Para la industria cañera de México el Acuerdo de Suspensión firmado con Estados Unidos, modificado para este año, significará una merma económica de casi 543 millones de dólares al año, estimó Enrique Bojórquez, director general de Sucroliq.
“¿Qué le representa al productor de caña de azúcar este acuerdo? Le representa un decremento en su ingreso de 700 dólares por hectárea al año, es mucho dinero”, subrayó.
Después de presentar el Segundo Congreso Internacional de la Industria Azucarera, Bojórquez explicó que en el país se tiene una superficie de alrededor de 7 mil hectáreas productoras de caña que se verán afectadas con el acuerdo que entró en vigor para la zafra 2017-2018, y que se firmó entre México y Estados Unidos previo al
inicio del proceso de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Agregó que aunque este año se prevé que México exporte la misma cantidad de toneladas de azúcar a Estados Unidos en relación con el año pasado, alrededor de un millón 100 mil toneladas, pero los costos para los productores aumentaron por las nuevas reglas del acuerdo.
“Suponiendo que quede el mismo volumen, ¿qué fue lo que cambió del acuerdo que había en 2014?; en primera, la calidad del producto, 70 por ciento debe ser muy inferior a la que se venía produciendo la zafra pasada”.
Agregó que se bajó la pureza, lo cual implica grandes cambios en la producción para algunos ingenios y problemas de exportación.
Explicó que ahora el envío del edulcorante mexicano no puede ser a través de la frontera, sino que tiene que ser por barco, todo esto para obligar a que el producto llegue directo a las refinerías, cuando los productores de azúcar de México ya estaban exportando directo a las industrias consumidoras.
“Ambas cosas son perjudiciales, hacen incurrir en mayores costos a la industria y en menor precio al tener menor producto de calidad”, subrayó.
El director de la firma de azúcar líquida agregó que no se firmó un buen acuerdo para México el año pasado, sino que se aceptaron todas las condiciones a favor de EU.
“El acuerdo obliga a que 70 por ciento de las exportaciones sea de azúcar cruda, que hablamos de que en lugar de que tú les vendas azúcar de calidad industrial para el consumo directo, les tienes que vender azúcar no potable, en un proceso intermedio que requiere de refinación, explicó, a su vez, Carlos Blackaller, presidente de la Unión Nacional del Cañeros.
“Vamos a decir que a lo mejor se vende en el rango de los 10 a 11 mil pesos la toneladas cruda, cuando pudimos colocar azúcar en un rango de 13 a 15 mil ya refinada, de especialidad, como México tiene la capacidad de hacerlo.
“Si hablamos de un millón 150 mil toneladas, de las cuales 70 por ciento la requieren cruda, que son como 800 mil toneladas, se perdió la oportunidad de vender a mejor valor, estamos hablando como de 3 mil 500 millones de pesos que se dejan de recibir”, explicó.
Detalló que el acuerdo restringe el mercado para México, pero a la vez se permite importaciones de jarabe de maíz alto en fructuosa que vienen como precio dumping de más de 50 por ciento de EU.
Ambos empresarios coincidieron en lo importante que es la apertura de cupos de exportación hacia los países europeos, en la modernización del Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México, que está en marcha, puesto que no se exporta edulcorante mexicano a la zona.
Se pidió, tanto a la Secretaría de Economía, como a la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera, su opinión al respecto, pero señalaron que de momento no se tenían voceros disponibles sobre el tema.

Milenio Diario