Por: SILVIA RODRÍGUEZ/ Ciudad de México

Para 2018 la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto de 5 billones 279 mil 667 millones pesos, de los cuales 72 por ciento se destinó para el gasto de los poderes Legislativo y Judicial, entes autónomos, secretarías federales, empresas productivas del Estado y seguridad social, entre otros, con una proyección de crecimiento económico de entre 2 y 3 por ciento, así como un tipo de cambio que va de 19 a 19.10 pesos.
El presupuesto representó 23.1 por ciento del producto interno bruto, y allí se consideró que el gasto no programable, por un billón 476 mil 502 millones de pesos, incluyera 647 mil 479 millones para el costo financiero de la deuda y 811 mil 931 millones de pesos en Participaciones a estados y municipios.

Al tercer trimestre de 2018 no todo lo planteado en el Paquete Económico entregado por la Secretaría de Hacienda se ha cumplido satisfactoriamente. Entre lo más relevante destaca que el gasto público superó lo presupuestado, tanto en gasto programable como en no programable.

Según cifras de Hacienda, el gasto total del sector público alcanzó en los primeros nueve meses del año 4.11 billones de pesos, lo que equivale a cuatro quintas partes de lo aprobado para 2018 y representa 240 mil 175.4 millones más (6 por ciento) de lo establecido en el calendario de la Ley de Ingresos, debido a mayores Participaciones a las entidades federativas y costos más altos en la generación de electricidad por encarecimiento de combustibles.

Un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados reveló que al cierre de septiembre de 2018 el incremento observado en el total de los recursos federalizados pagados ascendió a 92 mil 498.2 millones de pesos, contra el mismo periodo del año anterior, que en términos reales significa un avance de 1.9 por ciento.

Precisa que, en valores absolutos, el único componente que mostró una baja en los recursos pagados fue el de protección social en salud, al registrar una caída de 6 mil 509.1 millones, el resto de los componentes del gasto federalizado mostró alzas, destacando las participaciones, aportaciones federales y convenios de descentralización y reasignación con los mayores incrementos, por un monto global de 99 mil 007.2 millones de pesos.

No obstante, la Cámara de Diputados resaltó que la menor recaudación de los ingresos no tributarios por 269 mil 808 millones de pesos, en comparación con 2017, no alcanzó a ser compensada por el crecimiento de los organismos de control presupuestario directo por 26 mil 30 millones y los tributarios por 122 mil 111 millones.

El estudio destaca que es factible alcanzar la meta de 2.5 por ciento del PIB para este año y que la deuda pública siga mostrando una trayectoria descendente, por abajo del 43.4 por ciento del PIB en el periodo señalado.

LAS CLAVES

PIB AL ALZA
Un estudio de la Cámara de Diputados dice que es factible que la economía cierre el año con un crecimiento de 2.5 por ciento.

DEUDA A LA BAJA
El mismo documento dice que es factible que la deuda siga cayendo y se ubique abajo del 43.3 por ciento del PIB.