Para tener mayor impacto, nuevas reformas: Hacienda

13

Silvia Rodríguez/México

Aunque la economía mexicana es sólida, estable y presenta un crecimiento constante en medio de un entorno adverso, llevará tiempo que las reformas estructurales tengan un mayor impacto y harán falta nuevas reformas, además de que existen retos por delante, aseguró el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya.
En conferencia conjunta con el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, para hablar sobre los logros de la administración en los últimos cinco años, el secretario de Hacienda indicó que la economía mexicana sumó en diciembre pasado 32 trimestres de crecimiento ininterrumpido, lo que lleva a ser el primer sexenio en un cuarto de siglo que México no ha dejado de crecer.
Dijo que las reformas estructurales impulsan la productividad y el crecimiento, pues solo la energética tiene comprometidas inversiones por 159 mil millones de dólares; mientras que la de telecomunicaciones llevó a una reducción de poco más de 40 por ciento las tarifas de telefonía móvil, y la fiscal a un aumento de cinco puntos del PIB en los ingresos fiscales.
Sin embargo, González Anaya indicó que falta continuar con la implementación de las reformas y será necesario “embarcar otras”.
Al preguntarle en cuáles se verán los efectos de la reforma energética, respondió que las inversiones en el sector llevan mucho tiempo, pero por primera vez Pemex va a aumentar su producción “un poquito”, hay más marcas que ofrecen gasolina y las tarifas de la electricidad para los hogares no han aumentado.
También “nuevas rondas de adjudicación en los campos petroleros, licitaciones en la parte eléctrica, por mencionar algunos”, sostuvo el titular de Hacienda.
Indicó que el país enfrenta tres grandes retos: el proceso electoral de 2018, las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y la reforma fiscal en Estados Unidos.
Respecto a las elecciones, el funcionario indicó que tenemos un marco institucional sólido, pero es natural que haya cierto grado de incertidumbre, mientras que el TLC ha cerrado seis rondas exitosas con tres capítulos concluidos y otros con importantes acuerdos; y en relación con la reforma fiscal, se está teniendo diálogo con el sector privado para evaluar las implicaciones y las acciones que se tendrán que llevar a cabo.
“México seguirá siendo competitivo, el marco fiscal sin duda tiene efectos sobre la competitividad, pero no es el único. Tomen los países que menos recaudan en el hemisferio, no son los países más competitivos”, sostuvo.
Habrá continuidad en la política económica para mantener estabilidad macroeconómica y continuar con la implementación de las reformas estructurales que impulsen la inversión y el empleo, dijo.

Milenio Diario