Orientación y venta de yerba, ofrece Uruguay

7

Blanca Valadez/Ciudad de México

Uruguay está listo para orientar y exportar mariguana a países que, como México, analizan levantar la prohibición legal del consumo con fines recreativos para cerrar paso a prácticas delictivas y controlar a un sector ya adicto, aseguró el ministro de Salud, Jorge Basso.
Luego de la polémica desatada en la primera nación en despenalizar el uso lúdico de la cannabis, destacó que cuentan con un censo de 30 mil usuarios, aunque reconoció que la demanda supera la capacidad de producción.
“Estamos convencidos de que las medidas prohibicionistas en absoluto inhiben consumo y, por ello, avalan emprendedores para ampliar los cultivos para tener mayor consumo interno e incluso exportar.
“Sabemos que la oferta para compensar la demanda todavía está lejos, aún hay un volumen de producción que no ha logrado resolverla; tenemos la responsabilidad sanitaria de trabajar en controlar esa demanda, dándoles a los usuarios información de riesgos sobre la droga”, aseveró.
En entrevista, el ministro refirió que, paralelamente a la difusión del conocimiento, a la educación e información sobre la yerba y sus alcances, se fortalecen los servicios sanitarios para que quienes busquen disminuir o erradicar su adicción cuenten con “policlínicas”.
Reconoció que a un año, en julio de 2017, de que Uruguay se convirtió en el primer país en legalizar la venta de mariguana en todo su territorio —cuentan con 3.4 millones de habitantes—, se han enfrentado, en los inicios, con la producción, por lo que habrá “otras firmas que se
habilitarán”.
Abundó que se están creando redes de investigación y que hay compañías que apoyan el “emprendimiento para ampliar las zonas de cultivo para uso interno, sobre todo para la importación con varios países”.
“Existe un marco regulatorio donde las farmacias suministran determinada cantidad de mariguana a los usuarios (10 gramos por semana o 40 gramos al mes, cada paquete de 5 gramos es de 6.85 dólares) y se creó un Consejo Nacional de Cannabis, por lo que no descarto que varios países se hayan acercado para asesorías”.
Basso admitió que resulta difícil medir de qué forma la legalización del uso recreativo de la mota ha beneficiado, como sucedió con las medidas antitabaco, cómo redujo la violencia y el tráfico.

Milenio Diario