Con pase de lista a los 43 exigen reiniciar pesquisa

5
Los diputados apoyaron la protesta en tribuna con imágenes de los jóvenes desaparecidos.

Elia Castillo, Fernando Damián, Angélica Mercado, Silvia Arellano y Cinthya Stettin/México

En la Cámara de Diputados, Morena pasó lista a los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y exigieron al gobierno reiniciar las investigaciones y crear la comisión de la verdad del caso Iguala.
Ante las imágenes de los jóvenes y el grito de “¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, el PRI salió en defensa del presidente de la República diciendo que “no es un asesino” y que las investigaciones continúan.
Durante los posicionamientos del tema como parte de la agenda política de la sesión de ayer, las fracciones opositoras al PRI acusaron al gobierno de no dar resultados contundentes a cuatro años de la desaparición “forzada” de los estudiantes.
Insistieron en que se trató de un crimen de Estado y cuestionaron la “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República, que determinó que los normalistas fueron incinerados en el basurero de Cocula.
El diputado Víctor Alonso Mojica, de Morena, fue el primero en fijar el posicionamiento e hizo el pase de lista, mientras sus compañeros expusieron pancartas con el rostro de los jóvenes desde la tribuna.
En la sesión estuvieron presentes padres y familiares de los normalistas, quienes desde las galerías se unieron a las arengas contra lo ocurrido la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.
El coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, los saludó y les ofreció el apoyo de la fracción para que se llegue la resolución del caso; sostuvo que la investigación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes fue obstaculizada y saboteada desde oficinas gubernamentales.
En respuesta, a nombre del PRI la diputada Mariana Rodríguez Mier y Terán destacó que “el presidente de la República no es un asesino” y que el caso no está cerrado; detalló que de los avances y resultados se ha informado tanto a los familiares como a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
María de los Ángeles Gutiérrez, del PAN, aseguró que es paradigmático este caso y que quedan muchas dudas sobre la actuación de las fuerzas de seguridad pública federal y locales.
En tanto, el Senado aprobó dos puntos de acuerdo para exhortar al gobierno que se cumpla de inmediato la resolución para instalar una comisión de la verdad y se reponga la investigación.
En vísperas de cumplirse cuatro años de la desaparición de los 43 estudiantes, colocó en sus vallas exteriores fotografías alusivas, mientras que en tribuna la senadora morenista Citlalli Hernández destacó que hay muchas dudas e interrogantes en la sociedad sobre la investigación.
Recordó que se han presentado informes de la CIDH, del GIEI y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, “en los que se ha expuesto un sinnúmero de irregularidades y omisiones en la investigación, tortura de imputados y hasta la presentación de personas con identidades falsas, que contradice la verdad histórica”.
Por su parte, la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso capitalino, Ernestina Godoy, recibió a padres de los 43, quienes con pancartas de los jóvenes desaparecidos y una flor blanca ingresaron al pleno para dar inició, con 62 diputados, a una sesión especial.
En coro con la bancada de Morena, contaron del 1 al 43 y exigieron crear la comisión de investigación para la verdad y la justicia del caso Iguala.

Milenio Diario