Cierran la llave a lujos y partida para votaciones en el Senado

22
La bancada de Morena busca reducir 599 millones de pesos al presupuesto de este año y mil 463 millones de pesos para el de 2019.

Angélica Mercado/México

Los excesos y lujos se acabaron en el Senado y hasta la partida para “inclinar” votaciones, conocida como asignaciones o subvenciones de los grupos parlamentarios, tendrá un recorte de 50 por ciento.
Ayer, la bancada de Morena anunció que está lista la propuesta para reducir 599 millones de pesos al presupuesto de este año y mil 463 millones de pesos para el de 2019, con lo que se cerró la llave para comprar botanas, fruta, pagar telefonía celular, bonos de productividad y navideños, gasolinas, seguros de gastos médicos y de retiro, restaurantes, además de que habrá límites para contratar asesores.
Destaca el recorte a la partida de asignaciones o subvenciones que, a decir de la oposición, el PRI utilizaba para influir en votaciones con el reparto de recursos, y que las bancadas se negaron a transparentar en la pasada legislatura con la comprobación de gastos, que pasó de mil 40 millones a 520 millones.
De entrada, los grupos parlamentarios tendrán para gastar 177 millones de pesos entre septiembre y noviembre para subvenciones, y no los 376 millones que les heredó la pasada legislatura.
En entrevistas por separado, los senadores Ricardo Monreal y Martí Batres ratificaron que el Senado implementará un plan de austeridad republicana con diálogo, consensos y un buen entendimiento con las demás bancadas.
El proyecto, que se presenta hoy a los coordinadores en la Junta de Coordinación Política, prevé recortes en todas las áreas.
Los seguros de gastos médicos mayores para senadores y empleados de nivel medio y superior desaparecerán, con lo que el Senado se ahorrará anualmente 20 millones de pesos.
Los seguros de separación individualizada, a los que la cámara aporta un peso por cada otro que ahorran los legisladores y que al final de cada tres o seis años se conocían como “bonos de cierre de legislatura” también se eliminarán, con ahorros de 121 millones de pesos.
Además, la propuesta prevé que el Senado ya no entregue bonos navideños. Para este año, los nuevos senadores solo recibirán 40 días de aguinaldo, equivalentes a 155 mil pesos, si la dieta se mantiene en 118 mil pesos, aunque Monreal confirmó ayer que la intención es que baje a entre 103 y 105 mil pesos.
El ahorro por ese concepto alcanzaría los 151 millones de pesos para este año y la misma previsión para 2019.
Según el proyecto que ayer se revisó en la plenaria morenista y que hoy se dialogará con los demás grupos parlamentarios, tampoco habrá ya bonos de productividad, conocidos como “estímulos por evaluación de desempeño”, con un ahorro de 45 millones de pesos desde este año.
Aunque en anteriores legislaturas negaron la existencia de partidas para gastos de gasolina, mantenimiento de vehículos, alimentación, vales de gasolina, vales de despensa o telefonía celular, Morena propuso ahorrar de inmediato 18 millones de pesos en lo que resta del año y bajar ese gasto a 56 millones de pesos para 2019.

Milenio Diario