AMLO: el caso Duarte, “circo y simulación”

7

José Antonio Belmont/México

Andrés Manuel López Obrador calificó de simulación el caso de Javier Duarte, porque solo buscaron el “escándalo”, el “circo” y el “show” en lugar de castigar al ex gobernador de Veracruz.
En conferencia, el Presidente electo señaló que la Procuraduría General de la República (PGR) falló en la integración del expediente y que “los acusadores” no presentaron todas las pruebas.
“¿Cuántas líneas ágatas, cuánta tinta, cuántas palabras, cuántas imágenes, cuánto cinito, cuánto show sobre estos asuntos para terminar en una sentencia como la que se dio a conocer?
“Los acusadores tampoco presentaron todas las pruebas, lo que buscaban era más que nada el escándalo, la espectacularidad, el show. Imagínense un sistema corrupto, pues ni modo que se va a tomar en serio que se va a castigar a los corruptos”, enfatizó.
En su casa de transición en la colonia Roma, el tabasqueño criticó que este tipo de casos también se utilizó durante los procesos electorales.
“Votos también, claro, acuérdense cómo era que llegaban y decían: ‘voy a meter a la cárcel al corrupto del gobernador o al corrupto del dirigente sindical’, y ellos terminaban haciendo lo mismo”, aseveró.
López Obrador opinó que la sentencia de nueve años y la multa de 58 mil pesos para Duarte por asociación delictuosa y lavado de dinero también son consecuencia de que la corrupción no sea considerada un delito grave.
“¿No les parece eso extraño, raro, inconcebible? ¿Cuántos diputados y senadores han pasado y no han hecho una reforma para que sea considerado delito grave el robo, el peculado, la corrupción?”, cuestionó.
Por ello, el próximo presidente destacó que a través de Morena en el Congreso de la Unión se envió una iniciativa de ley para endurecer las penas en los casos de corrupción.
“A veces somos contundentes, tajantes, pero siempre hemos hablado de… no quiero utilizar la palabra, la frase, lo quiero decir de otra manera, bueno, de actos espectaculares, de simulación.
“Por eso se está proponiendo ahora que la corrupción sea delito grave y que se sancione con severidad a quien cometa el delito de corrupción, si no hay esa voluntad política —que no ha habido—, pues todo es puro circo”, recalcó.
El tabasqueño reiteró su ofrecimiento de que durante su gobierno “eso se va a terminar” e incluso sugirió a los medios de comunicación explotar ejemplos como el del ex gobernador de Veracruz: “Aprovéchenlo, porque es lo último”.
Asimismo, pidió no sorprenderse de estos casos con los gobiernos que se han tenido. “Nada más que ya no nos extrañe que esto sucede o que esto pase cuando predominó un régimen de corrupción y de impunidad, donde se castiga a algunos y gozan de impunidad —no pierden si quiera su respetabilidad— los jefes de jefes”, exclamó.
Aunque rechazó aclarar a quiénes se refería como “jefes de jefes”, López Obrador remitió a un par de libros que escribió, en particular al de La mafia que se adueñó de México y el 2012, en el que aborda el tema.
Por la noche, Alfonso Durazo, próximo titular de la Secretaría de Seguridad Pública, se refirió al caso Duarte y en particular a una posible solicitud de extradición de la esposa del ex mandatario, Karime Macías.
“Todos aquellos procesos que están en curso ahora en la Procuraduría General de la República deberán seguir su camino, su propia ruta y en la medida que la extradición se estime procedente se planteará”, subrayó.

Milenio Diario