se dice, columnistas.

Que está claro que Campeche se ha convertido en un imán para los turistas nacionales y extranjeros, que han encontrado principalmente en la capital del estado, en las zonas arqueológicas y playas el espacio adecuado para descansar. Y aunque la situación económica en el país no es la mejor, lo cierto es que la pasada temporada de verano fue buena para la entidad.

Que según informó la Secretaría de Turismo, la temporada de verano cerró con casi 100 mil visitantes en el estado, 12.5 por ciento más que en 2018. Como era de esperarse, el 90 por ciento del turismo fue nacional y el 10 por ciento restante fue de afluencia turística de Europa, Canadá y Estados Unidos.

Que tan solo en la ciudad capital se tuvo una afluencia turística en promedio de 20 mil personas, mientras que en el resto del estado sumó poco más de 75 mil turistas, aumentando incluso la pernocta promedio de 1.4 a 2.4, incluso se alcanzaron picos de ocupación hotelera del 75 hasta 90 por ciento, lo que también dejó una buena derrama para el Estado.

Que los atractivos más visitados dentro de la ciudad se encuentra el museo Casa 6, los castillos, museos y baluartes, el tranvía de la ciudad también tuvo participación activa dentro de este periodo vacacional con más de 20 recorridos diarios para conocer los barrios tradicionales y centro histórico. Fuera de la ciudad Calakmul y Edzná fueron los sitios arqueológicos más visitados. Sin duda la temporada fue un alivio para la economía del sector. Ojalá siga en crecimiento en los años venideros.