se dice, columnistas.

Que solo era cuestión de horas para que se hiciera oficial el triunfo arrasado que obtuvo el ex gobernador campechano Alejandro Moreno Cárdenas, en la jornada electoral del pasado domingo, cuando los militantes del Partido Revolucionario Institucional eligieron a quien encabezará el Comité Ejecutivo Nacional. Y finalmente las cifras oficiales fueron reveladas ayer.

Que fue José Rubén Escajeda Jiménez, titular de la Comisión Nacional de Procesos Internos del CEN del PRI, el que reveló los datos de la jornada electoral del pasado domingo para renovar la dirigencia nacional del tricolor: Moreno Cárdenas encabezó las preferencias de los militantes, con 1 millón 603 mil 725 votos.

Que en segundo lugar quedó la yucateca Ivonne Ortega, con 177 mil 298 votos, y en tercer sitio a la veracruzana Lorena Piñón, con 49 mil 251 votos. Alejandro Moreno, en fórmula con Carolina Viggiano, presidirá el partido durante el periodo 2019-2023. No hay forma de no calificar su triunfo como arrasado: superó 9 a 1 a la ex gobernadora del vecino estado, a quien no le funcionó ninguna de sus estrategias, ni tampoco le dará resultado la impugnación a las elecciones con la que ha venido amagando desde el día que se vio derrotada.

Que ahora viene otra etapa más intensa para el ex gobernador, que será la de cerrar las heridas que dejó la batalla interna del PRI, darle pronto la vuelta a la página pues no hay tiempo que perder si lo que se pretende es devolverle al partido tricolor la grandeza que alcanzó. Ahora solo el trabajo, la tenacidad, el esfuerzo, el compromiso y la unidad podrán sacarlo adelante en un escenario nacional complicado, pero que, a la vez, está lleno de oportunidades.