Equipo Campeche

68

La semana pasada, el líder estatal del PRI, el prospecto a diputado federal plurinominal Ernesto Castillo Rosado, presidió la “presentación en sociedad” del Equipo Campeche que trabajará a favor de la campaña de José Antonio Meade Kuribreña. El conjunto, comandado por el experimentado “mánager de grandes ligas”, Ramón Santini Pech, tendrá bajo su responsabilidad entregar buenas cuentas al candidato presidencial de su partido en la elección del 1 de julio próximo.
En el estado, el Revolucionario Institucional, en movimiento y con dinamismo, avanza bien. Existe guía, rumbo y dirección, contrario a la realidad de viven sus adversarios que ya caminan como Chencha, dando tumbos; enfrentados y lastimados. Castillo Rosado, ese día, lo dijo con precisión: “no todos los políticos tienen futuro, pero si pasado”. Un pasado vergonzante que aniquila y compromete.
Ramón Santini presentó a los integrantes del Equipo Campeche como en los tiempos en que las emociones y las devociones eran determinantes, que ponían a los agraciados en un plano distinto porque debían cumplir un compromiso partidista, con muchos ojos encima de ellos. Se incluye a diversos ciudadanos y exmilitantes de otros partidos, acorde con la tijera que corta la tela.
Como vicecoordinadora, fue presentada la exlideresa del CDE del PRI, exsenadora de la República y exdiputada local, Guadalupe “La Negra” Fonz Sáenz. Como coordinador del II Distrito Electoral Federal quedó el exsecretario de Gobierno, y alcalde de Carmen, Ricardo Ocampo Fernández, hombre de trabajo y con una visión estereoscópica sobre temas petroleros.
En el I Distrito Electoral Federal quedó Laura Baqueiro Ramos, dos veces diputada local, que junto con Vania Kelleher Hernández -que forma parte del equipo nacional de Meade- y Angélica Guerrero Sasía, designada coordinadora de Vinculación en el equipo estatal, integró la banda de “Las Barbies” en una época de bonanza política. Dios las hace y el PRI las une.
Como coordinadora municipal en Campeche, la exalcaldesa y militante distinguida, Rosa Esther Ruiz Rodríguez. Como coordinador en Carmen, Daniel Cantarell Alejandro. En Champotón, la exdiputada local Adda Luz Ferrer Gonzáles. En Calkiní, uno de los políticos de mayor confianza de Santini Pech, el eterno Artemio Aguilar Cetina. En Escárcega se manda al diputado local, Juan Carlos Damián Vera; y en Hecelchakán, a Fernando Murillo Arzat.
En Candelaria, a la exdiputada local Martha Irene Novelo Lara. En Tenabo, se encarga el trabajo al exalcalde de Calkiní, Jorge Cocón Collí; en Hopelchén, al arrepentido Heberto Brown Cámara. En Calakmul, a Alberto Hurtado Calderón; y en Palizada, para que la cuña apriete, al exalcalde de ese lugar, Javier Zavala Ballona.
Otros coordinadores son: el exalcalde de Campeche, Jorge Luis González Curi, en Vinculación con el Sector Productivo; Luis Hernández Zapata, Estructura Electoral; Daniel Suárez Vázquez, Propuesta de Gobierno. El exmilitante del PRD, David Sarmiento Palí, en Vinculación con la Sociedad Civil junto con Guerrero Sasía. Julián Caamal Collí, Jóvenes con Pepe Meade; y Evangelina Zapata Dietrich, Mujeres con Pepe Meade.
El exdiputado federal, coordinador estatal de la campaña de Meade, pone en relieve con este equipo su sensibilidad y apasionado temperamento como integrante de un partido del cual siempre se ha sentido orgulloso. El seybano, con una carrera política impregnada de lealtad a prueba de todo, con capacidad para entender que las decisiones en muchos de los casos se cumplen, jamás se discuten, es institucional al partido donde llegó a ser líder estatal.
En momentos como los que atraviesa el PRI, los verdaderos priistas se agrupan; armonizan y entienden que los tiempos políticos son cíclicos y que vendrán otras oportunidades. Lo importante es sumar y multiplicar, jamás restar ni dividir, aunque los oportunistas, los “dos caras”, los traidores, los veletas, los “chupetas” y lambiscones, no aguantaron la presión y decidieron buscar otra aventura política con quien ya saben, en buen número de casos.
El “trabuco”, que con el visto bueno del alto mando tricolor armó Santini Pech, sí tiene memoria, pero sobre todo experiencia; conocimiento de causa y convicción, tanto así para enfundarse la casaca “Meade” con el propósito de obtener votos y más votos. Esos que se encuentran muy cotizados en el alto y el bajo mundo de la política. Al tiempo.