El Cometa Osorio Chong

32

Según la creencia de los antiguos pueblos, la aparición repentina de un cometa en el firmamento tenía interpretaciones diversas, entre ellas anuncios de cambios, aunque también de grandes males. Al fin y al cabo, la visión de estos cuerpos celestes impacta sobremanera en el actuar y el sentir de la gente desde épocas remotas, Las distintas culturas han relacionado la aparición de un cometa con diferentes aspectos de la vida humana.
El sábado antepasado, precisamente, apareció en Campeche un cometa, pero nada qué ver con los cuerpos celestes que deambulan en el sistema solar. No. Se trató del contacto “in vitro” de otro tipo de cometa; de un “cometa político” que trajo una serie de anuncios, y por qué no decirlo, de advertencias a los priistas; a la sociedad en su conjunto, ahora que la apertura y la ciudadanización de candidaturas constituyen la piedra angular de los proyectos políticos y partidistas.
Cabe señalar que Osorio Chong, con un pie dentro de la Cámara Alta del Congreso de la Unión al ser propuesto por el PRI en la cuarta posición de la lista de senadores por la vía plurinominal, había ocupado un lugar privilegiado en los momios políticos relacionados con la candidatura presidencial de su partido, como otros correligionarios suyos, entre ellos el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas.
Con una vasta experiencia que apuntaló desde la dependencia estratégica del gobierno federal que dejó en los primeros días de enero pasado, el hidalguense fue llamado junto con Manlio Fabio Beltrones, también de colmillo retorcido en los tejemanejes partidistas, con la finalidad de reforzar en tareas específicas la campaña de José Antonio Meade Kuribreña, como lo vienen haciendo otros renombrados personajes que conservan luz propia en las filas tricolores.
¿A qué vino a Campeche expresamente el extitular de la Secretaría de Gobernación? No ha de ser sólo a comer camarones con coco y respirar el ambiente de tranquilidad y trabajo que se vive en el estado o estrechar la mano de sus amigos que aquí tiene, que no son pocos. Ciertamente, esta visita sirvió para que los priistas de Campeche le ratificaran su amistad como político y como persona. Pero…
La figura de Chong en el ambiente político local, forma parte de la coyuntura que ha establecido el PRI para unir los cabos sueltos que dejó el proceso interno de selección de candidatos a los diversos cargos de elección popular, pero también para alentar el trabajo de unidad que viene desarrollando en Campeche el alto mando tricolor. Ciertamente, lo que los priistas tienen enfrente no es una ilusión óptica, sino un huracán que levanta todo lo que encuentra a su paso.
La relación como secretario de Gobernación que tuvo con los de aquí, le dio a Osorio Chong autoridad moral ese día para afirmar que uno de los principales logros que se tiene en materia de seguridad pública, es producto de las persistentes gestiones del gobernador Alejandro Moreno para que se brindara respaldo a la entidad en este tema delicado, sensible, que mantiene a Campeche como el estado más seguro del país.
El acercamiento que Miguel Ángel sostuvo con priistas y no priistas; con diversos sectores de la sociedad civil, se dio a unos días de la asunción del exgobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros, al CEN del Revolucionario Institucional, como parte de los movimientos en el tablero para generar un “golpe de timón” a la campaña de José Antonio Mead. El exsecretario de Gobernación no trajo propiamente a Campeche el oro, el incienso y la mirra.
Por sobre todas las cosas, Osorio dejó constancia ante la tropa que los días por venir serán determinantes para los priistas de todo el país; para la campaña de Meade. La maquinaria institucional se encuentra activada a todo lo que da para remar contra corriente, y para ello se requiere -ante todo- de la disposición, sin rodeos, a plenitud, de quienes dicen abrazar los colores del PRI que, hoy por hoy, enfrenta el más difícil de los desafíos.
Por ello, en su calidad de coordinador de la campaña política de las candidatas y candidatos a senadoras y senadores de la coalición “Todos por México”, Osorio Chong dijo algo que movió de sus asientos a más de un asistente, por si se les había olvidado en estos tiempos en que su partido demanda unidad y congruencia: la política permite conocer a las personas por sus actos, por sus acciones, por su entrega. Esto para quienes dudan de la fortaleza del PRI que todavía respira. Y si respira, todavía vive.