El camino del campechano

38

POLÍTICA A LA CARTA
LUIS CALDERÓN FERREIRO

Hace ocho meses analizamos, comentamos y observamos la derrota más contundente y dolorosa que los ciudadanos le propinaron al PRI en las urnas, muchos periodistas adelantaron diagnósticos de fase terminal -me incluyo- para este partido y su estela de corrupción en México. De esa dimensión se avecina la batalla por la silla grande de la presidencia nacional del PRI.
Cierto es que en política hay tiempos y circunstancias, viene el último tiempo y la última circunstancia para este partido político. El corazón del llamado “dinosaurio” todavía late. Creo que esto es un reflejo de la batalla que están librando los grupos de poder del priismo que buscan imponer su decisión de quedarse con ese corazón agonizante en una pugna entre los que han vivido de las riquezas dejadas de las derrotas electorales del PRI de los últimos años y los desobedientes del grupo que quieren una profunda transformación para rescatar y volver hacer competitivo al PRI.
Para Alejandro Moreno no existe otro camino que arrebatarle el partido a quienes llevaron al PRI al mal camino de la desconfianza social, quiere encauzarlo al menos a su estado más ciudadano. Parece imposible.
El campechano, como se refieren a Moreno los priistas de otros estados, lleva avanzados muchos kilómetros y por delante la bandera de abrir la elección del nuevo presidente nacional del PRI a sus militantes (una buena carta para los 7 millones que votaron por el PRI) en comparación con el equipo elite de Manlio, Ivonne, Narro y Ruíz, que rezan por imponer una elección de siempre, a puerta cerradas. Tal parece que la confrontación interna le esta devolviendo vitalidad al PRI. Todos los partidos están al pendiente lo que suceda en este mes y en el siguiente con este partido, hasta el mismo presidente, Andrés Manuel López Obrador sigue a detalle al partido que lo vio nacer.
La ventaja de Moreno se hace más grande al revelarse que José Narro cuando fue secretario de salud en el gobierno de Enrique Peña otorgó millonarios contratos de compra de medicamentos a empresas relacionadas con Roberto Madrazo, Emilio Gamboa y Miguel Ángel Osorio Chong.
Seguramente el nuevo presidente del PRI realizará cambios en las coordinaciones de los Senadores y de los diputados federales, y esto afecta directamente al grupo de Beltrones.
Pero no será fácil para Moreno Cárdenas, sabe que este proceso interno significa la única esperanza para los militantes de “revivir” a su partido o dejárselo a los mismos de siempre para sepultarlo ya de una vez por todas.
En la época de Beltrones el PRI perdió nueve de los doce estados que se jugaron la gubernatura en la elección del 2016. ¿Perdiendo se gana? Sí. La hija de Beltrones es senadora y buscaba que fuera la fórmula de Narro. Pero no se pudo. Osorio Chong fue hecho a un lado por el grupo de Videgaray y Nuño, quienes postularon a Meade, quien perdió la elección presidencial.
En las guerras también hay contra ataques, a Moreno lo señalan de un presunto desvío de más de 234 millones de pesos en el sector salud en el 2017. El bombero, digo el secretario de la Contraloría, José Ruíz Carillo negó tal desvío, pero reconoció cuatro observaciones “administrativas” que sumadas hacen el monto millonario. ¿Dónde está ese dinero?
La Auditoria Superior de la Federación no ha terminado la investigación y no ha declarado que hubo desvío, pero en lo que esto sucede el campechano recibió un golpe mediático. Vienen otros dardos en contra de Moreno. ¿Estará listo? Ya lo veremos. Pero de que no se baja de la carrera por la principal silla priista del país, no se baja.
Las sabandijas. Escozor provocó la declaración de Yeidckol Polenvsky sobre los infiltrados en Morena, pues en Campeche los que se rascan probablemente sean las “sabandijas” que solo quieren el dinero y las candidaturas. Sin embargo, la única que no ve la urticaria es la presidenta estatal, Patricia León López, para ella todos están felices y contentos.
Sin Luz. Muchas calles de fraccionamientos del distrito dos están sin luz, en el Ayuntamiento de Campeche dicen que tienen problemas con el material para reparar luminarias. Quizá por eso no se ve que sea el “distrito mejor atendido”.
Los super austeros. Los diputados de Morena llevan al pie de la letra eso de ser austeros, quieren que les paguen hasta una cena de 200 pesos, no ching…
Lanzadas las cartas nos leemos la próxima semana.