De discursos arcaicos, aspirantes y egos

32

La semana que concluyó y lo que va de la actual dejó escenarios que comienzan a clarificar cómo quedarán conformadas las candidaturas de los principales partidos políticos para la contienda de julio próximo, pero igual trajo consigo posturas egocentristas, necedades y discursos baratos y reiterados que no sólo son utopías, sino que ofenden la inteligencia.
Y es que la visita de Ricardo Anaya, el, a fuerzas, precandidato del PAN a la presidencia de la República fue más que de risa que de propuestas. No solo invitó a los perredistas a su evento para restregarles en la cara que el PRD es un partido que no tiene propuestas serias, sino que además se lanzó con un discurso insultante a la inteligencia de los campechanos.
Anaya recurrió a la perorata del trato justo a Campeche por el aporte petrolero, el mismo discurso que durante más de 30 años fue el ofrecimiento incumplido de todos los que han llegado a la entidad en busca del voto para llegar a la presidencia de la República.
En otra parte de su discurso, el panista, repitió las propuestas de Andrés Manuel López Obrador y reconoció que son la adecuadas y positivas mientras sean expresadas por él y no por “El Peje”.
Y sí, ahí sentaditos y más aburridos que un ostión, los dirigentes del PAN y del PRD escucharon cifras y posibilidades a toro pasado del “si hubiéramos en la elección pasada (…)”, en fin, escenarios electorales fantasiosos con los que Anaya trató de convencer que él es el única opción válida para enderezar el rumbo incierto del país.
No pasaron ni cuatro días de la visita de Anaya, donde en pro de una supuesta alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano, le levantó la mano a Víctor Améndola Avilés, y vino la ruptura de este malnombrado frente, pues la necedad de los perredistas y la soberbia de los panistas dio al traste con ello. Ya se veía venir, era bola cantada.
Resulta que Yolanda Valladares Valle no dio ni un paso atrás para relegar a su “gallo” Eliseo Fernández Montúfar, como candidato a la alcaldía de Campeche en ese frente, mientras los del Sol Azteca intentaban a toda costa colocar a María del Carmen Pérez López, esposa del dirigente moral perredista Abraham Bagdadi Estrella.
Ambos dirigentes dejaron en claro que en cuestiones de democracia no tienen el mínimo interés, pues “La Jefa” decidió que fuese Fernández Montúfar el candidato, sin consultarlo con la base panista, mientras que Améndola Avilés hizo lo propio con Pérez López, es decir, fue una lucha de ego contra necedad, lo que resultó en lo que ya se veía venir, la ruptura de esa alianza.
El propio dirigente perredista lo deja en claro al asegurar que la actitud ególatra, soberbia y pedante de Valladares Valle y de Fernández Montúfar fue lo que segó de tajo esa alianza que nació muerta desde su propia concepción.
Esta semana, también se comenzaron a definir las posibles candidaturas del PRI, pues para buscar las alcaldías de Carmen, Campeche, Calkiní y Tenabo, prácticamente se confirmaron Óscar Rosas González, Claudio Cetina Gómez y Roque Sánchez Golib y Wilberth Ruiz Poot, respectivamente, quienes acudieron a presentar sus evaluaciones respecto a los documentos básicos de ese partido en la fase establecida por ese instituto político para los aspirantes a diputaciones locales y alcaldías.
En fin, los escenarios comienzan a definirse y en los próximos días comenzarán a precisarse para esperar el disparo de salida del proceso electoral en el que están en juego las diputaciones locales, las alcaldías, diputaciones federales, senadurías y la Presidencia de la República.
Al Tiempo.