Amor a través del vaso

39

Las gordas también…
Karla Sansores

Hace mucho tiempo que leí de la Biblia un poema (o salmo) que habla sobre el amor. Está en un libro del Nuevo Testamento, Primera de Corintios.

Es hermoso en palabras pero más hermoso en el mensaje, en la profundidad de su explicación sobre el amor.

También mucho tiempo atrás, en algún lado leí que cáritas es el vocablo que describe al amor verdadero.

No es entonces el eros que solo busca el placer sensual (es decir, de los sentidos), el que es egoísta y las personas que solo conocen este tipo de amor, mi esposo las describe como aquellas que tienen su copa medio vacía, en espera de que alguien más la llene.

Luego está la forma del amor filial, es aquél tipo de amor de hermanos, de amigos, de familiares.

Que están ahí para apoyarte.

Es la capacidad del alma del ser humano para amar.

Y está el amor “ágape”, que es la capacidad del espíritu para amar.

En plena conciencia, con plena voluntad, con entrega hacia el que se ama.

Algo muy parecido al amor de Jesús y, en caso de no creer en Él, el ejemplo perfecto son las mamás.

Pero el término cáritas me gusta más, es como un ejercicio de dar, dar, dar, y nunca esperar.

Entregarse por completo.

Como cuando alguien salta confiado de que caerá en blandito.

Es este amor del que habla la Biblia y que expresa todas las características perfectas del amor:

“El amor es paciente, es bondadoso.

El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso.

No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.

El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad.

Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

Paciencia no quiere decir que uno permita todo hasta que sea pisoteada tu dignidad. Bondad no quiere decir que uno se pase de tonto.

Lo más importante, creo aquí, que es la generosidad para con todos los que nos rodean y se convierten en amigos.

Toda vez que haya llegado a nuestras vidas una persona, hay que dar y dar hasta el final.
Algunos, como están siempre en espera de quien llene sus copas, hay que rebosarlas siempre.

Eventualmente van a quitarla y olvidar lo mucho que se le ha dado. Pero la copa de los que dan, siempre se vuelve a llenar porque en esta vida, solo damos lo que tiene nuestro corazón.

Y lo que sale de uno, siempre se produce, siempre se multiplica.

Cáritas, entonces, es este ejemplo, se traduce como caridad (que no es el peso que les tiramos a los indigentes, si no la dádiva que no nos sobra, sino que es parte de los que nos hace falta).

La caridad es llenar las copas de nuestros amigos.

GORDITOS Y BONITOS

Dar caridad también es hacer comunidad.

Hacer comunidad significa condolerse, solidarizarse, apoyarse, impulsarse, visitarse en común.

Algo así como la Virgen María que visitó a su prima Isabel embarazada, mientras estaba embarazada.

En Campeche esta semana se presentó la comunidad de CEDECINE en Campeche y nosotros hacemos comunidad, conozca nuestros proyectos en redes sociales: Central Sureste, Educine, Tienda El Brazo Fuerte, Intencine, Vochocinema, Cinema ALuxito, La Claqueta FDI, Documento AC.