Entre más edad se tenga, mayor es el riesgo
Mientras más edad se tenga, más propensa está una mujer de padecer este tipo de cáncer.

El cáncer cérvicouterino es el tercer problema de salud de mayor recurrencia en mujeres de todo el país, es decir, lo padece el 7% de cada 12 pacientes diagnosticadas, afirmó Elsa Zárate Munive, responsable de Salud Reproductiva en la Jurisdicción Sanitaria número 3 de Ciudad del Carmen.

Explicó que las mujeres de entre 40 a 44 años de edad alcanza un porcentaje del 14% y las de 50 a 54 años una proporción del 13.2%; de ahí la importancia de exhortar a las personas a realizarse los estudios correspondientes para garantizar mejor salud.

Zárate Munive recordó que los síntomas más comunes del cáncer cérvix o del cuello del útero es el sangrado poscoital o entre periodos menstruales, el flujo vaginal oscuro, con olor fétido y con sangre, así como el dolor durante el coito.

La doctora expresó que la enfermedad está asociada a la presencia del Virus del Papiloma Humano (VPH), por lo cual recomienda realizarse pruebas de Papanicolaou y Colposcopía cada año para detectar la presencia de lesiones ocasionadas por el virus antes de que evolucione y se vuelva una lesión cancerosa.

Para menores de 30 años, las pruebas pueden hacerse dos veces al año dependiendo de la actividad sexual que lleven y si no hay antecedentes familiares por la misma enfermedad.

“No a todas las mujeres que tienen VPH les da cáncer. Hay varios tipos de virus y en algunos casos el sistema autolimita las infecciones o no todos crecen; sin embargo, sí se ha visto que hay un porcentaje que desarrolla cáncer y está asociado al VPH, por lo cual es recomendable a todas las mujeres hacerse el estudio pertinente y usar preservativos para evitar la transmisión del Papiloma”, concluyó.