Recuerdan a la destacada María Lavalle Urbina

44
En el monumento erigido en honor de María Lavalle Urbina, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas encabezó el acto conmemorativo

En conmemoración por el XXII aniversario luctuoso de la reconocida jurista María Lavalle Urbina, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas depositó una ofrenda floral e hizo guardia de honor en el monumento erigido en su honor. En el acto estuvo acompañado de los familiares de la extinta política campechana y autoridades de los tres órdenes de Gobierno.
Recordaron que el 24 de mayo de 1908, Campeche acuñó entre sus brazos a la recién nacida María Lavalle, quien habría de ser una revolucionaria mujer de vanguardia, adelantada a su época.
La prócer campechana egresó de la Escuela Normal de Campeche en 1927 y durante 16 años sirvió al Estado como maestra, convencida de que a través de la entrega y servicio cotidiano sería guía transformadora, sembradora de ideales e instrumento de lucha para determinar la vida de la mujer campechana.
Su empeño por la enseñanza la llevó a dirigir la campaña de alfabetización que le permitió al Estado obtener el primer lugar a nivel nacional, su espíritu inquieto soñaba con la igualdad jurídica del hombre y la mujer, motivándola a cursar la carrera de Derecho en el Instituto Campechano, donde obtuvo el título de abogada en 1945.
Ya eran tiempos de la Revolución, por lo que había que seguir luchando por la libertad y la justicia, donde María Lavalle creía en una Revolución sustentada en la paz y en el derecho.
Precisamente por el derecho, Lavalle Urbina decide alejarse del terruño natal y se muda de manera permanente a la capital del país, donde desarrolló una gran carrera como jurista y defensora de los derechos humanos, a la par de una vertiginosa carrera política, incursionando en un área vedada en esos tiempos para las mujeres.
En 1946 formó parte de la comisión técnica femenil del partido Alemanisca con la férrea consigna de conseguir el voto femenil en los comicios federales. Un año más tarde, siendo presidente de México Miguel Alemán, es nombrada magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Distrito y territorios federales, siendo nuevamente mujer pionera en este ámbito.
La eminente criminóloga escribió importantes libros de Derecho, así como temas de delincuencia infantil y situación jurídica de la mujer, este último editado en 195,3 año en que las mujeres del país tuvieron derecho a votar.
En 1954 es designada jefa del departamento de Prevención Social de la Secretaría de Gobernación, labor que desempeñó con pasión, defendiendo la idea de que las autoridades no deben humillar, vejar ni torturar al delincuente, antes bien deben regresarlo sano a la sociedad.
De 1957 a 1968 representó a México ante la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la mujer de la ONU, fue presidenta de la Academia Mexicana de la Educación, cargo que dejó en 1959 y de la asociación Nacional de Abogados en 1960.
En 1964, la maestra y abogada Lavalle Urbina fue postulada candidata por el PRI como senadora de la República por el estado de Campeche, convirtiéndose junto con Alicia Arellano Tapia, en las dos primeras senadoras en la historia de nuestro país, fue también la primera presidenta del Senado de la República en 1965, directora del Registro Civil en 1970 a 1976, subsecretaria y asesora de Enseñanza Básica de la Secretaría de Educación Pública de 1976 a 1980.
María Lavalle Urbina fue declarada Mujer del Año en 1963 y además de ésta recibió varias distinciones, el premio de la ONU por servicio prestado a la causa de los derechos humanos en 1973, la medalla Belisario Domínguez en 1985, la medalla Justo Sierra Méndez como campechana distinguida y doctora honoris causa por la Universidad Autónoma del Sudeste.
María Lavalle Urbina murió en la Ciudad de México el 23 de abril de 1996 y sus restos reposan en la Rotonda de las personas ilustres por su importante contribución al engrandecimiento de nuestro país.