La obesidad y el sobrepeso son el principal problema de salud que presentan los niños en Campeche, por lo que la Secretaría de Salud, en coordinación con diversas instituciones, trabaja de manera intensa para reducir los índices y garantizar que los servicios lleguen a este sector de la población.
En el Día del Niño (que se celebra hoy lunes 30 de abril), cuyo objetivo es promover el bienestar y el cumplimiento de sus derechos, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Cabrera advirtió que 32 por ciento de los menores de cinco años de edad en el Estado tienen obesidad o sobrepeso. Por ello, en coordinación con la Secretaría de Educación de Campeche (Seduc) se ha planteado un proyecto de alimentación sana en las escuelas.
Recordó que desde hace cinco meses se trabaja junto con la Secretaría de Educación de Campeche (Seduc) en el programa “Salud en tu Escuela”, que consiste en la detección temprana de alteraciones tanto en el peso, la vista y el oído con la finalidad de identificar problemas e iniciar su tratamiento.
Hace unos días se realizó la Semana de Salud Bucal en una institución educativa de la ciudad, ya que es una campaña dirigida especialmente a los niños. Mientras que con el DIF Estatal se realiza un trabajo enfocado en ese sector de la población.
Por su parte, la responsable del componente de Nutrición del Programa de Atención a la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaría de Salud, Diana Patricia Paz, informó que hasta diciembre de 2017 se registraron 2 mil 935 niños con menos de 10 años con dicho problema. Del total, mil 619 menores de 5 años son atendidos para llevarlos a un peso adecuado y mil 316 tienen entre 5 y 9 años. El problema va en aumento porque se tienen registros de niños de entre 2 y 4 años de edad en esta condición.
Al respecto, el secretario de Salud dijo que el sobrepeso y la obesidad pueden causar complicaciones de crecimiento y en las articulaciones, así como problemas cardiacos. “No se han presentado casos en Campeche, pero tampoco lo podemos dejar al azar”, expresó.
En la entidad todos los niños cuentan con los servicios de salud, ya que la cobertura no solo se realiza a través de una sola institución, sino que también se implementan programas a través del Seguro Popular.
De ahí la importancia de vigilar que los pequeños tengan un desarrollo adecuado, que hagan actividad física, reciban una buena alimentación y vigilen sus estudios”, consideró, pues “la salud es un tema familiar.
Los padres de familia también deben vigilar su propia salud, acudir al médico para los chequeos, cuando presenten algún síntoma desconocido y evitar la automedicación porque de ellos depende el cuidado de sus hijos.

Luis Gerardo Durán Arenas

ENFERMEDADES RESPIRATORIAS E INFECCIONES DIARREICAS PUEDEN SER MORTALES  EN LA INFANCIA
Más tarde, el director general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, Luis Gerardo Durán Arenas, dijo que las enfermedades respiratorias y las infecciones diarreicas pueden causar muerte infantil en México.
En el sector salud hay buenas estrategias como el uso de Vida Suero Oral para evitar la mortalidad infantil, pero se tiene que trabajar más en el acceso a los servicios y tener un contacto más cercano con el médico para acudir cuando se tiene un problema.
Sin embargo, la obesidad es uno de los problemas más preocupantes en los niños.
“Se tiene que abordar con un enfoque de atención primaria de la salud, con una persona cercana a ellos, no solo con el médico, sino con el nutriólogo, los trabajadores sociales y la familia; hacia allá nos tenemos que mover”, insistió.
Coincidió en que se tiene que trabajar más en combatir los problemas infecciosos, así como padecimientos crónicos en los niños, porque esos tendrán una implicación de largo plazo.
“Los niños que empiezan a los seis años con sobrepeso pueden desarrollar diabetes mucho más jóvenes, lo que implica una presión mayor para el sistema de salud”, expuso.
Para lograr los objetivos primero se tiene que eliminar los mitos, pues México invierte 5.9 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en salud, pero no es suficiente. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el promedio es de aproximadamente 10 por ciento, pero hay países como Estados Unidos que destina el 18% a ese rubro.
Por último, indicó que también intervienen otros factores para que los niños no tengan una buena calidad en salud, como la falta de educación, de buena alimentación, entre otros aspectos, pero reconoció que tanto Campeche como la Península de Yucatán se encuentran en una situación favorable comparada con estados como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, donde el problema es complejo.

Información: Lorena García / Fotografía: José D. Beytia