Mujeres, las más beneficiadas con microcréditos de Sedesyh

95
Christian Castro Bello.
Christian Castro Bello.

Las mujeres son el sector de la población que más aprovechó los microcréditos de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesyh) durante el 2018, aseguró el titular de la dependencia Christian Castro Bello.

Destacó que en ese año se benefició a 680 campechanas, lo que representa el 60 por ciento del total de créditos entregados, con un monto de alrededor de 3.1 millones de pesos.

Recordó que estos recursos permitieron consolidar pequeñas empresas, entre las que destacan abarrotes, estéticas, mercerías, papelerías, entre otras.

“Han demostrado ser más responsables y las más cumplidoras en el programa de Microcréditos. Reciben apoyos de 5, 7 y 10 mil pesos, sin ningún tipo de aval, ni garantía. Mucha gente que tiene algún comercio o profesión, que se dedican a hacer pasteles o manualidades, pueden salir adelante con este apoyo”, argumentó.

Para este año se pretende beneficiar a una cantidad similar o mayor a la del año pasado. Por ahora, el Comité Evaluador se encuentra en la selección de beneficiarios, de acuerdo con las bases de la convocatoria, y en breve se dará a conocer los resultados.

Precisó que el programa Crece, a través de su vertiente Microcréditos, tiene programado ejercer para este 2019 alrededor de 5.7 millones de pesos en beneficio de más de mil emprendedores que pretenden ampliar o consolidar sus comercios. Al cierre de la convocatoria 2019, Microcréditos recibió casi cuatro mil solicitudes, siendo los municipios de Carmen, Campeche y Calkiní los que registraron el mayor número de interesados.

“Seguiremos trabajando para fomentar de la mano con el Instituto de la Mujer del Estado de Campeche (IMEC) más apoyos a las mujeres, con una comunicación estrecha y cercana para que sepan que no están solas. Hay que decirlo, para el gobernador Carlos Miguel Aysa González las campechanas son una prioridad”, ponderó.

Agregó que Microcréditos beneficia a la población en dos modalidades, Economía Social y Grupos Vulnerables, los cuales pueden acceder a recursos en tres etapas para financiar proyectos productivos que contribuyan a mejorar su nivel de vida.

“Tenemos la responsabilidad de apoyar a niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad. Veo con buenos ojos que las mujeres tengan espacios, por ejemplo, que haya más mujeres en el gabinete, pero sobre todo haya espacios para que ellas demuestren lo que han hecho”, terminó.