Degradados, más del 55% de suelos agrícolas

12
En la sala audiovisual de la delegación de la Sagarpa inauguraron el Taller Regional Sur Sureste

Más del 55 por ciento de los suelos agrícolas están degradados y, en consecuencia, no hay condiciones suficientes de fertilidad para aumentar la producción de alimentos, advirtieron autoridades federales, organismos e investigadores.
Lo anterior, durante la inauguración del Taller Regional Sur Sureste, denominado “Fortalecimiento de la Agricultura Sustentable en México y la Construcción del Proyecto Nacional de Restauración de Suelos Agrícolas y Ganaderos aplicando el método de Marco Lógico”.

PLANEAN PROYECTOS
Durante el taller que congregó a agricultores y ganaderos de las fundaciones Produce de Campeche, Quintana Roo, Yucatán y Tabasco, en su intervención el presidente de la Cofupro, Javier Lara Pastor, explicó que con estas acciones se capacita a los responsables del área de extensionismo para darles a conocer los objetivos primordiales y generar la posibilidad de desarrollar al menos dos proyectos para la región.
Dijo que todo ello está enfocado para concienciar a los productores ganaderos y agrícolas sobre las buenas prácticas que permitan incidir directamente en la mitigación de los manejos erróneos con los que se acentúa la contaminación, como es la emisión de gases efecto invernadero a la atmósfera.
En tanto que el gerente general de la fundación Produce Puebla, Mauricio Mora Pérez, señaló que más del 55 por ciento de los suelos agrícolas están degradados y, en consecuencia, no hay condiciones suficientes de fertilidad para aumentar la producción.
Indicó que por tal motivo, productores agrícolas, pecuarios y sector productivo empresarial, a través de las Fundaciones Produce, trabajan en una estrategia para impulsar en los próximos 12 años la “agricultura verde” que ayude a la restauración de los suelos.
“A través de las Fundaciones Produce se ha impulsado una serie de talleres regionales para captar la demanda de los productores, para identificar las alternativas de restauración y generar un programa con metas específicas de 100 mil hectáreas anuales y un millón de hectáreas en los próximos seis años”, explicó.
Indicó que eso significa contribuir en los acuerdos que México firmó en París en 2015, que tiene que ver con al menos siete compromisos ante el mundo, de reducir las emisiones de carbono en un 22 por ciento.
Recordó que México declaró su huella en 2010 de 748 millones de CO2 al año, y de eso el sector agropecuario solo contribuye con el 17 por ciento.
“Con estas estrategias, se espera que el sector agropecuario mexicano reduzca en 30 por ciento las emisiones de carbono, haciendo mejoras en los suelos agrícolas, ganaderos y forestales”.
Mientras que Osorno Magaña reconoció el esfuerzo y la decisión de la Sagarpa y la Cofupro, de seguir trabajando para identificar y priorizar proyectos productivos, con la finalidad de no pulverizar la inversión e impulsar la colaboración conjunta con una visión que favorezca la transversalidad en los proyectos que se pretendan apoyar.
En ese sentido, se refirió al impulso de estrategias para atender el tema del cambio climático, así como favorecer el uso de la biotecnología, impulsar la recuperación del suelo, el mejoramiento de semillas, entre otras.