Campeche, con mejores condiciones políticas de todo el país: CNC

11
Ismael Hernández Deras, acompañado por dirigentes estatales de la CNC en Campeche, Yucatán, Tabasco y Quintana Roo, Wilberth Ruiz Poot, Marco Vera Reyes, Minerva Santos y José Alfredo Ramos, respectivamente, encabezó la reunión que se realizó en la capital campechana

El senador y aspirante a reelegirse como presidente del Comité Directivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Ismael Hernández Deras, reconoció en el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas a un ejemplo de político que necesita el Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues trabaja por la gente que le brindó su confianza sin despegarse de sus bases partidistas.
En un mensaje dirigido a los consejeros nacionales de la región sur-sureste del país, reunidos en Campeche, acusó que el partido le ha quedado a deber mucho a la organización, pues por mantenerse en la reflexión institucional, les enviaron “puros perfumados” que nunca habían pisado el campo y que se quedaron con espacios que le correspondían a los verdaderos campesinos.
Lo que comenzó como un acto de respaldo a la decisión del dirigente nacional para ir nuevamente por el cargo por un periodo adicional, terminó en una ronda de reproches al salirse de protocolo e invitar a los asistentes a brindar su opinión sobre la pasada participación de la organización en el proceso electoral.
Aunque se trató de mantener el discurso de la reflexión post electoral, así como la revisión a fondo de lo que se hizo mal durante el proceso, que llevó al PRI a perder muchas posiciones de relevancia política, el dirigente nacional de la CNC se mantuvo firme en su convicción de reconstruir la relación con el Revolucionario Institucional.
“El PRI también nos ha debilitado, el PRI nos sale debiendo a la CNC. Nosotros entendimos que había una relación con el PRI de disciplina reflexiva, y esta misma era porque construíamos equilibrios para la gobernabilidad del país, pero se les fue la mano, se aprovecharon de nosotros, porque empezaron a mandarnos a puros perfumados que nunca habían pisado un ejido”, acusó.
Con la ausencia del dirigente estatal del partido, Ernesto Castillo Rosado, señaló que desde hace 20 años el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se dedicó a golpear al partido, guardando los errores cometidos durante ese mismo lapso para atacar directamente al presidente Enrique Peña Nieto y tratar de desaparecer a las organizaciones.
Al situar su discurso en la etapa de reflexión que viven al interior de la CNC y del partido, dijo que no se trata de echar culpas, sino que cada quien se haga responsable de lo que hizo bien y de lo que dejó de hacer, para que todos tengan de nuevo oportunidades, aclarando que ahora su relación con el PRI será de trabajo comunitario y que se regrese a los orígenes campesinos.

PASOS A SEGUIR
Sobre la presencia de la agrupación en torno a la nueva administración federal que entrará en funciones el próximo 1 de diciembre, advirtió que se tienen que reorganizar, pues seguramente, a través de otras organizaciones afines al Gobierno entrante, tratarán de desaparecerlos.
“El primer paso que vamos a dar frente al nuevo Gobierno Federal es abanderar causas, tocar puertas, y en ocasiones, como nos lo hicieron seis años, tumbar puertas. No nos vamos a dejar, no podemos ser espectadores de una estrategia que evidentemente desea ir desapareciendo las organizaciones para manipular las gestiones desde el gobierno”, apuntó.
Dijo que desafortunadamente en el PRI no están acostumbrados a ser oposición, pero el tiempo ha cambiado y ahora se les presenta el reto de fortalecer a las dirigencias desde las bases, con el trabajo directo en la estructura campesina, recuperando los espacios al interior del PRI y mantener la gestión de proyectos productivos.
Lamentó que todos en la organización actuaron y pensaron como hace 20 ó 30 años, sin darse cuenta que existían nuevas herramientas y formas, como las redes sociales, desde donde los “desgastaron” y casi los destruyen, con un golpeteo permanente hacia las instituciones.
Hizo referencia a la estrategia utilizada por Andrés Manuel López Obrador para conseguir su objetivo de llegar a la Presidencia de la República, relacionando todo lo que fuera o pareciera corrupción con el PRI y que nadie se tomó el tiempo de responder o defender las investiduras oficiales.
“Fueron 20 años que nos dañaron, 20 años que no estuvimos nosotros preparados ni para defender al PRI ni para defender al Presidente, y a ellos la estrategia les funcionó a la perfección; nos acumularon 20 años de errores, pero ahora les tocará a ellos, pues no será lo mismo ser cantinero que borracho, a ver cómo resuelven los problemas del país”, apuntó.
Se dijo convencido que no hay otro partido igual al PRI, aunque todos tienen que modificar sus actitudes, tomando como principio fundamental que lo más importante es la militancia.
Reconoció a Campeche como uno de los Estados con mejores condiciones políticas de todo el país, destacando en el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas a un mandatario que hace “política de la buena”, construyendo unidad, vinculando al priismo en lo nacional, y que no abandonó al partido cuando llegó a su puesto, en pleno uso de sus derechos políticos.
Antes, los dirigentes estatales de la CNC en Campeche, Yucatán, Tabasco y Quintana Roo, Wilberth Ruiz Poot, Marco Vera Reyes, Minerva Santos y José Alfredo Ramos, respectivamente, hicieron un llamado de unidad en torno a Ismael Hernández Deras para la recomposición de la organización tras la debacle electoral.
Por su parte, Sonia Cuevas Kantún, ex dirigente estatal de la agrupación en la entidad, quien concluyera su encargo alrededor de un hecho violento de toma del propio edificio de la CNC, acusó a todos los funcionarios partidistas y dirigentes del país de abandonar a la gente del campo que más los necesitaba.

Información: Daniel Castillo