Buscan regular actividad inmobiliaria

25
Pablo Israel Vázquez Rodríguez, presidente nacional del AMPI, con Abelardo Maldonado Rosado, nuevo presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) Campeche.

La actividad inmobiliaria en México debe regularse para no poner en riesgo el patrimonio de los ciudadanos, expresó Pablo Israel Vázquez Rodríguez, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Ayer, el líder del sector tomó protesta a la delegación estatal para el periodo 2019-2020 que preside Abelardo Maldonado Rosado; ahí mismo dijo que impulsan con los diputados federales la Ley para el Registro y Acreditación de los Agentes Inmobiliarios de la República Mexicana, ya que de 300 mil dedicados a esta actividad, solo el 10 por ciento están afiliados al AMPI.

“El 90 por ciento es informal, se encuentran muchas inconsistencias, muchos problemas, pueden caer en fraudes, estas personas ponen en riesgo ya sea por desconocimiento, o por dolo las operaciones de las personas, pueden ocasionar pérdida de dinero, tiempo o patrimonio”, argumentó.

Recordó que actualmente 18 estados cuentan con una Ley vigente entre ellos Campeche, además la entidad destaca porque se trabaja de la mano con la Fiscalía General del Estado (Fgecam) para mayor certidumbre en la actividad inmobiliaria, lo que podría replicarse en el resto de la República; también exigen que quienes se dediquen a la labor inmobiliaria cuenten con una licencia.

“Sería darles certeza absoluta total a las operaciones inmobiliarias de compradores y propietarios… tenemos el patrimonio de la gente en nuestras manos, no podemos permitir que la gente pierda hasta su patrimonio, precisamente por prácticas que no son profesionales”, declaró.

Insistió en que cualquier persona se puede dedicar a esta actividad, pero hacerlo de forma profesional es el reto que tienen por delante.

Sobre la Ley de Extinción de Dominio, reafirmó que no aplica en todos los casos, sino a aquellos ligados a la operación con recursos de procedencia ilícita; en el caso de un bien asegurado se podrá vender su contenido, por ejemplo los muebles, más no la propiedad como tal.

“Si es una gran confusión, algunas personas toman la bandera para otros fines políticos, pero definitivamente no va por allí, nosotros somos una asociación que protege la propiedad privada, en ese sentido estamos seguros que no tienen ese enfoque”, cerró.