Alta eficiencia en la atención del glaucoma en el centro oftalmológico

90
La enfermedad suele estar asociada con problemas de hipertensión con oclusiones vasculares o diabetes

Aunque existen algunas excepciones, la ceguera es prevenible siempre y cuando se cuente con un diagnóstico y detección temprana, consideró la directora del Centro Estatal de Oftalmología de Campeche (CEOF), Tamara Montenegro Tapia, quien en el marco del Día Mundial del Glaucoma, que se celebra este 12 de marzo, llamó a la población a cuidar su vista.
En entrevista con Novedades de Campeche, explicó que el glaucoma es una enfermedad que ataca a cualquier persona sin importar sexo o edad, pero que tiene una incidencia importante en pacientes mayores de 60 años, que se caracteriza por la pérdida de axones en el nervio óptico, es decir, que el nervio pierde células ocasionando que el campo visual disminuya.
Añadió que se trata de un padecimiento que se atiende en primera instancia con medicamentos; algunos pacientes requieren uno solo y otros hasta tres al día. Quienes no se controlan con gotas oftálmicas tiene que someterse a una cirugía.
En los casos donde el glaucoma está asociado con enfermedades como la diabetes o hipertensión con oclusiones vasculares, se necesitan implantes de válvulas, unas estructuras que ayudan a filtrar el humor acuoso para que la presión disminuya.
“La ceguera es prevenible en la ma-yoría de las ocasiones, si se hace una detección temprana se puede prevenir un daño importante a corto plazo, por eso es importante que los pacientes mayores de 40 años que padezcan enfermedades crónico-degenerativas, acudan al oftalmólogo y que los médicos canalicen a sus pacientes a una valoración oportuna”, aseveró.
Por ejemplo, en los pacientes diabéticos que nunca se valoraron por oftalmología, se presentan complicaciones tardías en las cuales se desarrolla un tipo de glaucoma hipertensivo, un cuadro doloroso que requiere tratamiento con la Válvula Ahmed, porque el ojo está tan dañado que no puede mantener las presiones que se requieren para un buen funcionamiento.
No obstante, indicó que la mayoría de las personas que acuden al Centro Estatal de Oftalmología, presentan glaucoma primario de ángulo abierto que es el más común.
“Los mexicanos tenemos una tasa importante de glaucoma, de tal forma que los oftalmólogos de Estados Unidos al tratar a pacientes hispanos o afroamericanos, de inmediato los asocian con glaucoma y se les practican estudios para detectarlo”, refirió.

ESTADÍSTICA ESTATAL
Montenegro Tapia exhortó a los campechanos a cuidarse la vista, principalmente a los menores de edad, pues los peores casos detectados en el CEOF, son los que se relacionan con lesiones ocasionadas en actividades cotidianas como al romper una piñata o jugar beisbol.
Comentó que menos del 10% de los pacientes que acuden al Centro requieren tratamientos costosos fuera de alcance terapéutico, es decir, casos en los que no pueden ayudar.
Aún cuando el ojo es un órgano sumamente delicado que tiene pocas oportunidades para operar, la tasa de complicaciones en Campeche, es de las más bajas del país, menos del 0.5.
Esto se debe, entre otras cosas a que cuenta con equipo y personal capa-citado, además de los convenios con otras instituciones para atender los casos que requieran intervención especial.
“Contamos con un nuevo microscopio que adquirimos hace dos años; equipo de cirugía de cataratas de última generación y personal altamente capacitado. Cuando no tenemos un tratamiento por falta de equipamiento, podemos recurri a convenios con los estados vecinos para canalizar a los pacientes a la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud y la Beneficencia Pública”, subrayó.

AFECTACIÓN A BEBÉS
Este mal también se puede presentar como congénito y se detecta en los primeros días de nacimiento. En el Oftalmológico se ha atendido pacientes con retinopatía del prematuro.
“Tenemos casos de éxito de bebés prematuros atendidos en el Hospital de Especialidades, esta enfermedad se da en pequeños que pesan menos de mil 500 gramos y que tienen riesgo de ceguera porque tienen muy inmaduro el ojo, entonces cuando nacen y se complican con desprendimiento de retina, nosotros los hemos enviado al Hospital General de México”, informó.

ATENCIÓN MÉDICA
El CEOF es una institución de consulta externa que se apoya con el quirófano del hospital “Manuel Campos” para realizar las cirugías. Este espacio básicamente atiende población derechohabiente del Seguro Popular con el cuál se tienen varias enfermedades cubiertas en su totalidad, entre ellas el glaucoma.
En el 2017, los especialistas realizaron 6 mil 483 consultas principalmente por cataratas, glaucoma, ametropías, así como presbicia, estrabismo, terigiones (carnosidad), entre otras.
De ese total, más de mil diagnósticos fueron por glaucoma y son pacientes que tienen una enfermedad crónica, que no se puede dar de alta, lo que significa que tienen que acudir a una o dos consultas por año por lo menos. Seguido por las cataratas con 950 consultas, porque es una enfermedad de la tercera edad. En tercer lugar, está la ametropía con 890 consultas en 2017, y luego el terigión con 581.
Para este 2018 se contempla mantener la calidad de las atenciones, ya que también dedican gran parte del tiempo y atención para la cirugía de cataratas, apoyándose siempre en la Secretaría de Salud, el DIF estatal, la Beneficencia Pública y el Seguro Popular, para realizar la detección y valoración de pacientes.
Destacó que en el CEOF se cuenta con el personal y el equipamiento para hacer un trabajo excelente en diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la vista y para ello se cuenta con apoyo de la Beneficencia Pública ya que las válvulas que se requieren en algunas cirugías, son muy costosas.
Una trabeculectomía, que es la intervención básica para tratar el glaucoma, puede costar hasta 20 mil pesos, pero una con Válvula de Ahmed hasta 30 mil pesos.
Comentó que la actual administración estatal ha jugado un papel muy importante en la detección oportuna de estas enfermedades, a través de las campañas de salud visual, donde una cantidad de optometristas vienen para revisar a los pacientes que necesitan lentes y esto sirve como tamizaje, porque quienes no logran tener una visión adecuada con esa graduación, se canalizan al Centro Estatal de Oftalmología.

LA PREVENCIÓN
Consideró que aunque en la actualidad gracias a las redes sociales y a los medios de comunicación, se informa sobre los servicios que proporciona el CEOF, es indispensable que la ciudadanía asuma su responsabilidad de acudir al oftalmólogo a realizarse revisiones de la vista.
En este tenor, resaltó la importancia de que las personas con diabetes, a partir del quinto año con dicha enfermedad, se valoren los ojos; mientras que las personas mayores de 40 años deben tener la cultura de acudir al médico para la detección de cualquier padecimiento.
“A veces los adultos mayores ya no son capaces de ir por sí mismos al hospital, por lo que es importante que los hijos se hagan responsablesde ellos, pues muchos pacientes de la tercera edad acuden con un grado muy avanzado del glaucoma porque nunca recibieron una valoración, se trata de un responsabilidad compartida”, concluyó.

Información: Lorena García