Acuden a su encuentro con la Virgen

18
En una muestra de su fe, don Manuel Berzunza se dirigió de rodillas hasta los pies de la Virgen de Guadalupe.

En bicicleta, vehículos, a pie, o en caravana, poco a poco fueron llegando los peregrinos, así como familias completas para postrarse ante los pies de la Virgen de Guadalupe, que en este año cumple 486 años de su milagrosa aparición en el Cerro del
Tepeyac.
Ataviado con su ayate y unas rosas naturales, rememorando la vestimenta de Juan Diego, entró de rodillas a la iglesia don Manuel Berzunza, de 80 años, quien a través de ese acto de fe agradeció a la virgen por permitirle estar con su
familia.

Varios niños portaban la vestimenta de Juan Diego

Con la misma devoción familias procedentes del poblado de Chiná, con cánticos alusivos a la Virgen Morena llegaron acompañados con una camioneta que tenía colocada una escenografía que representaba a la Basílica de Guadalupe.
La jornada comenzó desde muy temprano, alrededor de las 06:00 horas, el primer gremio en hacerse presente fue el de los alumnos del Instituto Mendoza, que como ya es costumbre realizaron su peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.
Posteriormente, se celebró la Misa por la Patria, en la cual se pidió por la prosperidad de México y Campeche, pero en especial por la paz, la unidad y la justicia.
A estas actividades también se sumaron los alumnos del Seminario Menor “San Felipe de Jesús”, con su peregrinaron desde su sede en el barrio de La Ermita hasta el santuario mariano.

Información: Noemí Heredia Bernés y Cindy Vera