“Que nadie se equivoque, Meade cuenta con el respaldo del PRI”

16
El nuevo jefe priista, el aspirante presidencial y Enrique Ochoa Reza tras el anuncio del relevo

Lorena López, Israel Navarro y Abraham Reza/México

René Juárez Cisneros relevó a Enrique Ochoa Reza como dirigente nacional del PRI y se comprometió a construir la unidad real, sin simulación y sin poses, para lograr la victoria del 1 de julio.
En su presentación aseguró que José Antonio Meade es el mejor candidato y que cuenta con el apoyo del partido, por lo que convocó a enfrentar sin temores ni titubeos la competencia más compleja de la historia del priismo.
“(Mi dirigencia) será de brazos abiertos, de una unidad real sin falsas poses ni simulación. Que nadie se autoexcluya, solo juntos construiremos la victoria electoral… que nadie se equivoque, José Antonio Meade cuenta con el respaldo del tricolor”, expresó.
El también ex gobernador de Guerrero recordó que viene “de la entraña propia del PRI” y resaltó que su antecesor cumplió una etapa difícil, pero que los resultados hablan por sí mismos y la militancia se lo reconoce.
Agregó que inició su trayectoria en este partido en un comité seccional y ofreció una conducción “sin aspavientos ni tanta alharaca, con humildad” para ganar la Presidencia de la República.
En tanto, el candidato presidencial comentó que se trata de un cambio importante a 60 días de la elección y aclaró que contenderá “los 90 minutos, todo el juego, todo el partido”; también advirtió que en esta contienda, a la que le faltan muchos días, están en juego el rumbo y destino del país.
Agradeció la labor de Ochoa Reza y destacó que Juárez Cisneros forma parte del sector financiero desde que gobernó Guerrero y que sus logros han sido producto de, “literal”, picar piedra.
Finalmente el aspirante presidencial consideró que el nuevo dirigente aportará a la campaña experiencia política y electoral, emoción y temple.
Por su parte, Ochoa Reza indicó que terminó un ciclo y que Juárez Cisneros fue nombrado dirigente provisional, por lo que posteriormente se convocará al Consejo Político Nacional para determinar la duración de su encargo al frente del partido.
Afirmó que su sustituto es querido y reconocido por la militancia priista y que trabajará para ganar la mayoría legislativa, para lo cual seguirá contribuyendo como candidato por la vía plurinominal a una diputación federal en la quinta circunscripción.
En el anuncio estuvieron presentes el coordinador de la campaña, Aurelio Nuño; el jefe de los senadores, Emilio Gamboa, y los representantes de los sectores y organizaciones del PRI.

“GANARÉ LA BATALLA”
De gira por Puebla, Meade rechazó que para esta elección haya “plan B o C”, o algún tipo de acuerdo para los comicios; también opinó que el llamado voto útil tiene que usarse con el abanderado más honesto.
En una reunión con militantes priistas e integrantes de Antorcha Campesina en Atlixco garantizó que ganará la “batalla” electoral en los 58 días que restan de campaña y acusó que hay “quienes no tienen propuestas y solo quieren dividir”.
“Que no tengan ninguna duda, en Puebla, estamos aquí para ganar. No hay plan B, no hay plan C, no hay acuerdos, no hay componendas”, dijo.
Antes, entrevistado tras un encuentro con empresarios, minimizó las encuestas que lo ubican en tercer lugar, “porque aún faltan muchos momentos de campaña”.
Insistió en que Andrés Manuel López Obrador pone en riesgo las inversiones extranjeras con sus propuestas en materia económica y de seguridad; reiteró su tuit de la mañana, en el que prometió que en 100 ciudades modernizará el transporte público.
Acusó a las administraciones estatales de descuidar el problema de seguridad y se comprometió a instaurar un plan integral para la atención de este problema.
El candidato coincidió en que entre los mexicanos existe una rabia social “de la que nos debemos deshacer generando conciencia en las propuestas de campaña”.

Milenio Diario