Campeche será sede de la reunión de cronistas

9

El próximo año se realizará en Campeche la Reunión Nacional de Cronistas de la Ciudad para conmemorar los primeros 20 años del nombramiento del Centro Histórico de la capital como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
El cronista de la Ciudad, José Manuel Alcocer Bernés acudió a la reunión de planeación a la Ciudad de México para acordar con representantes de otros estados las fechas y otras actividades que se realizarán en dicho evento.
En entrevista en la terminal aérea de esta ciudad “Ing. Alberto Acuña Ongay”, dijo que actualmente forma parte de la Asociación Nacional de Cronistas de Ciudades Mexicanas y gracias a ello pudo lograr que Campeche sea sede de la Reunión Nacional donde se espera la asistencia de todos los cronistas del país.
“El aniversario 20 del nombramiento de Campeche es un buen tema a tratar, sobre por cómo proteger una ciudad patrimonio, y en mi carácter de vicepresidente de los cronistas me corresponde participar en todo lo relacionado a la organización de dicha asamblea”, detalló.
Alcocer Bernés reveló que además de la agenda se debate la fecha de la reunión principal, la cual tentativamente podría ser en agosto durante el periodo vacacional, pues muchos participantes viajarían con la familia.
En el país solo existen 11 ciudades patrimonio que cumplieron con los reglamentos de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) sino también por tener una historia en su formación.
“Es el caso de Querétaro, Guanajuato, San Miguel de Allende, Tlacotalpan, Ciudad de México, Oaxaca, Puebla y Campeche que tiene una historia detrás del siglo XVI, uno de los principales planteamientos para recibir el nombramiento para conservación de la ciudad”, apuntó.

Un poco de historia
Alcocer Bernés recordó que existen mapas de Campeche que datan del año 1609 en donde se pueden reconocer las calles actuales del Centro Histórico, al ser una ciudad diseñada en forma de damero, es decir, todas las calles “rectas” por tratarse de un lugar a la defensiva contra los piratas, para lo cual fue necesario levantar las murallas que la convirtió en una ciudad única por su forma de pentágono.
El cronista finalmente consideró que el Gobierno hace su trabajo para la conservación del Patrimonio, pero también los ciudadanos deben aportar en esta tarea al pagar sus impuestos, no dañar las fachadas recuperadas del Centro Histórico no los edificios arqueológicos y, sobre todo, poner especial atención al tema de la basura para tener una ciudad digna y limpia.