Chile habanero de Campeche se queda en la región

90

Hasta ahora no hay ningún proyecto de comercialización del chile habanero que se produce en Campeche, sino que se mantiene la inercia de vender en el mercado regional y principalmente al vecino estado de Yucatán, informó el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR), Armando Toledo Jamit.
Dijo que al menos para este 2018 no se contemplan proyectos para la siembra de chile habanero.
“En el estado de Campeche actualmente no hay ningún proyecto al respecto, como tampoco para su exportación”, recalcó.
De manera general, los productores de chile habanero lo que siembran y cosechan lo comercializan en el mercado interno, sobre todo en el vecino estado de Yucatán.
El funcionario estatal explicó que el cultivo de chile habanero se puede realizar en cualquier época del año, dependiendo de las condiciones ambientales en el sitio de siembra.
La fecha de siembra depende si cuentan con sistema de riego y del tipo de suelo en el que se establecerá el cultivo.
Toledo Jamit señaló que el chile habanero que se produce en la entidad se canaliza a la industria yucateca, pero en caso de la agroindustria del picante, se atiende a través de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco).
“La SDR actualmente solo se enfoca a la producción primaria y los productores siguen con la misma inercia de vender al mercado regional, local y nacional pero, sobre todo, a la industria yucateca”, agregó.
Sin embargo, el Consejo Regulador del Chile Habanero (Corech) de la Península, dio a conocer que en el caso de Campeche se exportan tres toneladas anuales, el 70 por ciento se va a los Estados Unidos y el resto para Europa por vía Quintana Roo.
La demanda a nivel peninsular es de cinco mil toneladas semanales, donde Yucatán exporta más de cinco mil al año; Campeche es el segundo Estado que lo hace y el tercero Quintana Roo.
Inclusive, el cultivo de chile habanero representa una fuente considerable de ingresos económicos para los productores hortícolas de toda la Península de Yucatán, debido a la gran demanda regional que tiene este fruto, y a las divisas que genera su exportación en la actualidad, así como su comercialización en el mercado nacional.
La demanda se debe a su alto valor cultural, gastronómico y económico, puesto que por sus características de “vida” en anaquel, el chile habanero cultivado en la región se considera de calidad superior a los cultivados en el resto del mundo.