Atienden carencias de hospital

30

El secretario de salud Rafael Rodríguez Cabrera señaló que las opiniones de los diputados hacia la vida y el sector salud son válidas y muy respetables de parte de todos los diputados, pues existen algunas carencias en diversos temas, por lo cual hay vigilancia y revisión, así como otras acciones.

Señaló que si bien no tiene todo el contexto de las declaraciones de la diputada Bibi Rabelo sobre las malas condiciones del Hospital General, él puede confirmar que el problema del aire acondicionado es añejo y se trabaja en priorizar las áreas en las que este se necesita más, como el quirófano, área materna, terapias, etc; por lo que entablará reuniones con la empresa encargada de esta situación.

En el caso de los medicamentos dijo que en este rubro la problemática radica en que el principal financiero es el Seguro popular, que es el que autoriza un monto anual para medicamentos pero que no está en las arcas de esta dependencia sino en México, de acuerdo con las nuevas estrategias administrativas, por lo que señaló que se ha dificultado la compra de medicamento ante esta mecánica compleja de adquisición.

Desmintió que se tenga un aumento de mortalidad en el hospital debido a la falta de recursos; reconoció que quienes ahí laboran otorgan calidad de atención y se encuentran preparados con conocimientos y habilidades eficientes del personal, aunado a la creatividad que tienen en momentos difíciles que les han tocado pasar.

Recalcó que constantemente son vigilados por diversas instancias para garantizar el buen trato y eficaz atención a los afiliados, como las visitas realizadas en pasados días por Derechos Humanos que fue de sorpresa un domingo y está por emitir una resolución.

Expresó que el tema de la vida a todos nos atañe: “que haya o no medicamentos hoy por hoy es un tema pasajero, pero el tema de la vida sí hay que analizarlo bien” dijo al señalar que le parece bien la postura de los diputados de armar foros en el que se expresen todos, desde ciudadanía, expertos, los diferentes grupos sociales y también las autoridades.

Por: Ana Patricia Peña