La mujer cocodrilo

962
La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar. Thomas Chalmers

Romualda Gómez
*Logró que una UMA se convierta en sitio turístico
*Atiende desde hace más de 11 años a cocodrilos en Isla Arena

Romualda Caridad Gómez Gómez es un ejemplo de cuando se quiere se puede pese a las dificultades, ya que después de 11 años logró que la UMA “Wotoch Aayin” se convierta en un punto turístico importante en isla arena así como contribuir a la conservación del cocodrilo Moreletti y los manglares de esta zona, por lo que motiva a los campechanos no dejarse vencer.

¿Cómo nace la idea de este proyecto?

En una ocasión acudimos a ese lugar con el biólogo Javier Omar y ese día dio la casualidad, lo que marca el destino, que al ser una hondonada natural se llenó de agua y el biólogo nos dijo que este lugar seria buenísimo para criar cocodrilos y se me ocurrió decirle que lo haríamos y pues a palabra dada, palabra empeñada y ahí inicio nuestra historia y la de “Wotoch Aayin”.

¿Qué es la UMA y desde cuando la tiene?

Tardamos 7 años, porque eso fue en el 2000 y nosotros llevamos ya trabajando 11 años con la UMA, el 9 de marzo del 2008 ya tuvimos la cerca y a los 15 cocodrilos que nos donó la CETdel Mar; como aguantamos no lo sé, ya que duramos 5 años dando vueltas para conseguir los permisos y a trabajar sin obtener ningún solo peso.

Y Pues esta es un área o Unidad de Manejo de vida silvestre en las que se solicitan varios permisos a nivel federal para obtener permisos de terrenos, manejo de esta especie, entre otros muchos otros permisos para iniciar este proyecto que tiene como principal objetivo es la conservación de esta especie que es el Cocodrilo Moreletti o de pantano, prácticamente el cocodrilo mexicano ya que solo existe por esta zona.

¿Cuántos ejemplares tienen actualmente y para que los usan?

Actualmente tenemos 700 pero hemos llegado a tener cerca de 2 mil cocodrilos, de los cuales cuando son pequeños se pueden vender a las personas que tengan Umas como la nuestra o en caso de que los quieran crecer particularmente, siempre y cuando cumplan con la ley establecida para esto.

El resto de especímenes que no se logran vender y con 5 años de edad se aprovechan de manera integral es decir de diversas maneras como el consumo de su carne, aprovechamiento de su piel para diversos productos.

Incluso el aceite de cocodrilo que está considerado como medicinal, principalmente para males respiratorios como asma e incluso cremas faciales, entre otros productos.

¿Cuáles son las principales dificultades para este proyecto?

Creo que sería lograr los permisos fue algo dificultoso al encontrarnos en dos zonas protegidas y tener que solicitar permisos tanto en Campeche como en Yucatán, después de eso lo más difícil es mantenernos en pie, ya que como mencione 5 años estuvimos trabajando sin recibir ni un solo peso y pensaban que este proyecto no saldría adelante, sin embargo el orgullo y honor nos hizo continuar con el proyecto siendo hoy un lugar turístico en el que se tienen experiencias maravillosas.

¿La importancia de este proyecto?

Pues conservar la especie, los manglares e incluso ayudar a la comunidad ya que a los pescadores locales se les compra su producto, incluso aquellos que para ellos eran desperdicio ahora son vendidos y contribuimos en su economía y en la de toda isla arena.

¿Algún mensaje a los campechanos?

Que no se desanimen en sus proyectos y si tienen la inquietud de tener una UMA, esto es algo bueno y que beneficia a muchos no solo a nosotros sino a todos los campechanos ya invitarlos a que hagan más UMAs para conservar a las especies nativas de Campeche.