A mantener estatus de cordón fitozoosanitario

5

Ante los nuevos retos en materia de salud y sanidad animal, en la Península de Yucatán debe mantenerse el estatus del cordón fitozoosanitario, consideró el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR), Armando Toledo Jamit.
Dijo que la salud, sanidad e inocuidad animal es un tema de seguridad alimentaria.
Lamentó que a veces la misma autoridad se convierte en enemigo de la salud pública y de la sanidad animal.
“En estas administraciones hemos tenido presión de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y es un mensaje para su actual titular, Baltazar Hinojosa Ochoa pero, sobre todo, para lo que viene”.
Toledo Jamit indicó que la Península de Yucatán actualmente cuenta con un cordón fitozoosanitario que privilegia el tema de la salud animal, aunque hay mucha presión por la entrada de aves, sobre todo, a muchas de las organizaciones en un Estado que mantiene un estatus de control que se ha logrado con el esfuerzo precisamente de la Sagarpa, mediante el Servicio Nacional de Sanidad Animal e Inocuidad Agroalimentaria (Senasica) y los productores locales.
“Es muy importante que lo que se vaya a decidir en la próxima administración federal, tiene que haber mucha presencia en el tema del control de sanidad e inocuidad, porque no podemos dejar que solo sea un tema político, sino hay que verlo con un tema prioritario de seguridad alimentaria en el que todos son partícipes”.
El secretario de Desarrollo Rural consideró que la sanidad se tiene que dejar al margen de las políticas, porque es un gran trabajo el que ha hecho el Senasica, “aunque a veces los políticos en la misma Sagarpa no consideran el esfuerzo y prefieren cumplir con una organización que con los productores del país”.
“Esa es una tarea que tenemos que tomar muy en cuenta, porque el hablar claro, fuerte y directo tiene que ser un compromiso del productor de este país, como ha sido hasta hoy.
Eso es algo muy sentido en lo que se ha venido trabajando, pues se iban a autorizar corrales de acopio pegados a la frontera con Guatemala y la asignación de aretes, lo cual no significaba más que enderezar lo “chueco”.
“Ese es un problema que se tiene a nivel nacional y no creo que sea una excepción Campeche, porque creo que esos corrales se fueron a Chiapas, donde los productores tuvieron que apechugar con esos centros de acopio”, agregó.