Pide la Iglesia reflexionar el 1 y 2 de noviembre

13

En la víspera de la celebración de Fieles Difuntos, la Iglesia convocó a participar de la solemnidad de Todos los Santos como una oportunidad de reflexión en torno a la vida y la santidad.
Desde la mirada de la fe, destacó que el llamado a los feligreses es conmemorar la Fiesta de los Fieles Difuntos, celebración en que la liturgia convoca a reflexionar sobre el sentido de la muerte y la vida, y recuerda que 1 y 2 de noviembre son días de guardar y asistir a misa.
Detalló que el día 1 de noviembre se celebra la solemnidad de Todos los Santos, fecha en que la Iglesia recuerda a todos aquellos hombres y mujeres por cuya vida ejemplar, han sido santificados.
Sobre las razones de esta celebración, la Iglesia precisó que se trata de una ocasión para alabar y agradecer al Señor la misericordia hacia sus siervos, santificándolos en la tierra y coronándolos de gloria en el cielo.
También en esta fecha, se honra a aquellos santos que no poseen una fiesta en particular durante todo el año, y procurar mayores gracias a través de la intercesión de todos ellos.
Pero sobre todo para animar los fieles a procurar más virtudes en su vida a ejemplo de los santos que siendo tan humanos como cualquiera perseveraron en el amor a Dios y por ende en la santidad.
En tanto que, el 2 de noviembre, la Iglesia celebra los Fieles Difuntos por lo que los católicos son convocados a visitar a sus seres queridos en los camposantos o bien vivir la tradición en casa, donde la convivencia debe ser sana y en torno a la oración por los familiares que han partido.
En este sentido, sacerdotes de la Diócesis de Campeche exhortaron a los feligreses tener en claro la relevancia de éstas dos fechas, y preferir las tradiciones mexicanas en el que se recuerda a los seres queridos difuntos, lo cual da sentido a la fiesta y no vivir estos días como un mero tiempo de asueto.

Información: Noemí Heredia Bernés