Obispo recibe al prelado español

44
Elogian la fe del pueblo campechano
Monseñor Luis Quinteiro Fiuza, Obispo de la Diócesis de Tuy-Vigo de España, junto al Obispo de Campeche, monseñor José Francisco González González, y el presbítero Gerardo Casillas González.

“Sois hombres y mujeres de bien, de fe, de esperanza y de amor”, expresó monseñor Luis Quinteiro Fiuza, Obispo de la Diócesis de Tuy-Vigo de España, al concelebrar la misa dominical del medio día en la Catedral de Campeche, junto al Obispo de Campeche, monseñor José Francisco González González y el presbítero Gerardo Casillas González.

Tras recibir a un grupo de maestros jubilados que asistió a la eucaristía, acompañados del Ballet Folklórico del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), que al son de jarana bailó el tradicional “Cabeza de Cochino” para dar gracias con motivo del Día Mundial del Docente, monseñor González saludó a la asamblea y dio la bienvenida al prelado español.

“Señor Obispo esta Diócesis de Campeche nació en 1895, el primer Obispo fue consagrado aquí y desde entonces se ha caminado en su proceso de evangelización.

El territorio diocesano comprendía todo Campeche y la mitad de Quintana Roo con apenas nueve sacerdotes.

Aquí, en la Catedral se celebraba misa todos los días desde la mañana y la gente concurre a misa aún en periodo de vacaciones porque quiere mucho a la Catedral, este templo estilo barroco que el primer Obispo, monseñor Francisco Plancarte y Navarrete, remodeló con mármol traído de Puebla. Bienvenido señor Obispo esta es su casa”, expresó.

En respuesta, monseñor Quinteiro Fiuza agradeció las palabras del Obispo de Campeche y por el cariño fraternal con que se siente bienvenido al visitar la Diócesis y elogió la fe del pueblo campechano.

“En estos poquitos días que he estado con ustedes me he dado cuenta hasta qué punto la fe marca sus vidas, sois hombres y mujeres de bien, de fe, de esperanza y de amor. ¡Qué hermoso es poder celebrar la fe en todo el mundo!”, exclamó.

Llegado el momento de la homilía, monseñor González hizo eco a las palabras del Evangelio y exhortó a los feligreses a esforzarse en escuchar a Dios.

“Podemos oír palabras, discursos y sermones, pero no obedecemos, y Dios no quiere eso, desea que seamos ovejas de su rebaño. Por eso, la mejor respuesta que podemos darle, como lo dice San Pablo, es reavivar el don de la fe que hemos recibido, inicialmente en el sacramento del bautismo donde reconocemos que Él es nuestro Padre”, recalcó.

Al concluir la misa, una representación de maestros eméritos de la Sección IV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y de agremiados del Sindicato Único de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Campeche tomaron la palabra para refrendar su fe.

Felicitaron a todos los maestros docentes, en particular a los docentes que forman musicalmente a los integrantes del Coro “Shema” de la Parroquia de la Encarnación que se encargó de cantar la misa y del Ballet Folklórico del Inapam, así como en memoria de la maestra emérita María Concepción Pérez Martínez que falleció el martes pasado.