Por: Noemí Heredia Bernés

Con el llamado a entregar un verdadero tiempo de reflexión y cambio interior, el obispo de Campeche, monseñor José Francisco González González celebró el Primer Domingo de Adviento en la misa de medio día en Catedral.
Al reflexionar sobre las palabras del Evangelio según San Lucas, detalló que el Adviento es tiempo de preparación porque Jesús viene; significa presencia, llegada o venida, y los creyentes se preparan a la espera de la esperanza en el Reino de Dios.
Recordó que hace algunos días la Iglesia celebró la fiesta de los beatos mexicanos Agustín Pro y Anacleto González Flores, cuyo ejemplo de vida nos dan la certeza de que toda prueba es posible transitarla de la mano de Dios.
Monseñor González recalcó que es tiempo de esperanza ante la promesa de Jesús que viene a nosotros a través de María, pues si existe un espíritu dispuesto es posible alcanzar la santidad y la felicidad plena por los méritos de Jesús.
Dicho esto procedió al encendido del primer cirio de la Corona de Adviento, ornamento que simboliza el camino de preparación de la grey católica a la celebración de la Navidad.
Al finalizar la misa, la comunidad de Catedral recordó que se prepara junto a Cáritas Campeche para la donación de Cenas de Navidad, por lo que el 24 de diciembre recibirán insumos como pollos asados, pan de caja, mayonesa, refrescos embotellados, manzanas o uvas para donar.