Fieles desbordan fe por San José Obrero

9
La parroquia de San José Obrero está de fiesta en honor a su santo patrono y tuvo como invitada a nuestra Señora del Carmen

La Diócesis de Campeche dio a conocer el programa de fiestas patronales de la parroquia de San José Obrero del 20 de abril al 1 de mayo, donde estuvo como invitada la imagen de Nuestra Señora del Carmen.
El viernes al medio día un grupo de voluntarios bajó la imagen de San José de su altar en medio de cantos y oraciones; los festejos continuaron el sábado con una misa donde la comunidad se congratuló con la llegada de Nuestra Señora del Carmen que permaneció en la parroquia solo un día.
A partir de esta fecha comenzó un novenario con la participación de más de una veintena de gremios destacando grupos y movimientos apostólicos de la parroquia de San José Obrero.
Ayer lunes se vivió uno de los momentos más concurridos y emotivos de la fiesta patronal, la Misa por los Enfermos celebrada por el presbítero Amado Sandoval.
Este martes participarán feligreses de la capilla de Nuestra Señora de Fátima en la misa y rosario que se realizará a partir de las 18:00 horas.
Otras capillas que se suman a la gran fiesta en honor a San José Obrero son Sagrado Corazón de Jesús, Inmaculado Corazón, Nuestra Señora de Guadalupe, Natividad del Niño Jesús y Magallanes.
Por otra parte, la Diócesis de Campeche invita a la feligresía este sábado 28 de abril a la misa y rosario de los gremios a partir de las 17:00 horas, además de llevar a los pequeños para que se diviertan en un animado festival por el Día del Niño.
Continuando con el itinerario, el lunes 30 se cantarán las tradicionales “mañanitas” al santo patrono luego de la misa de 10 de la noche, y el 1 de mayo, día de San José Obrero, asistir a la procesión y celebración eucarística solemne presidida por el Obispo de Campeche, monseñor José Francisco González, a partir de las 17:00 horas.
Durante esta ceremonia habrá confirmaciones, se instituirá y renovará votos a Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión, es decir, a los hombres y mujeres que por méritos y tras un proceso de preparación reciben la facultad de llevar la eucaristía a los
enfermos.

Información: Noemí Heredia Bernés