“Falta de valores afecta matrimonios”

49
Actualmente muchos jóvenes no quieren asumir compromisos con su pareja de forma permanente

La falta de compromiso y valores se ha convertido en una de las causas más recurrentes en la crisis familiar que finalmente lleva a la separación de matrimonios, principalmente en los jóvenes, lamentó el vocero de la Diócesis de Campeche, Gerardo Casillas González.
El presbítero señaló que la fractura de matrimonios es una situación crítica que en la religión no se puede ignorar, sobre todo por los daños colaterales que deja en el hogar al destrozar a cada miembro y propiciar que las nuevas generaciones no asuman el compromiso de formar y conservar una familia con la guía de Dios.
Otro factor recurrente “es la inmadurez propia de la edad en que los jóvenes deciden casarse, ignorando que tomar la decisión de unirse en pareja debe ser permanente y para toda la vida, pero al contrario, toman esta unión a la ligera y luego ya no congenian entre sí”, opinó.
“La crisis familiar en general es una realidad que no podemos omitir. Hay jóvenes que deciden vivir en unión libre y con el tiempo toman la decisión de casarse por la Iglesia, pero ya no lo hacen con el compromiso de “hasta que la muerte los separe”, sino con la condición de que al primer momento de incomodidad en la relación, de inmediato se separan”.
El vocero de la Diócesis comentó que la Iglesia Católica ofrece todo el año ejercicios y talleres para parejas con la finalidad de fomentar los valores de la unión, la lealtad, el respeto y el compromiso que implica vivir juntos, además de crear conciencia de la necesidad espiritual de vivir en un vínculo íntimo con Dios”.

Información: Anabel Martínez / Fotografía: José D. Beytia