Conmemoran el Corpus Christi

29

Con una concurrida procesión en el atrio del templo dedicado a San Luis Obispo de esta cabecera, fieles católicos celebraron el Corpus Christi (del latín Cuerpo de Cristo) que honra la presencia de Jesús en la Eucaristía establecida en 1264 por el papa Urbano IV. Esta solemnidad religiosa se realiza después del domingo de la Santísima Trinidad, que a su vez depende de la Semana Santa.
La grey católica se reunió como todos los años para celebrar el Corpus Christi que consistió en colocar altares ofreciendo los primeros frutos de las cosechas que los campesinos toman de sus patios, milpas o solares, ya sea naranjas dulces, ciruelas, ciricotes adornados con flores de la temporada como rosales o xkanlol.
En años anteriores se colocaban altares en la nave principal del templo al frente de los nichos de los santos y vírgenes, ahí la gente llevaba pájaros, pollos y otras crías de animales acompañados del productor reciente de surcos y árboles. El sacerdote, a nombre de Dios y de la naturaleza los bendecía para que los hogares vivan en paz y siempre haya alimento.
En los tiempos del padre Gonzalo Balmes Noceda los altares se colocaban en las esquinas del atrio donde se hacía una procesión, mientras los fieles rezaban al santísimo sacramento; de 1996 en adelante se comenzó a celebrar de otra manera, pues al medio día se prepara el altar frente a los hogares con variedad de frutas y flores. A las 6 de la mañana se oficia la primera misa y después la esperada procesión.
El Corpus Christi no pasó desapercibido este año encabezado por el presbítero Juan Eliodoro Kantún Huchín, quien conmemoró el cuerpo y la sangre de Cristo con las ofrendas de los campesinos quienes piden buenos frutos en sus cosechas.

Información: Rosendo Balan Caamal