Concurrida procesión a San Ignacio de Loyola

3
Por las principales calles del barrio de Kilakán fue paseada la imagen de San Ignacio de Loyola

En el marco de la fiesta patronal en su honor, ayer por la tarde la imagen de San Ignacio de Loyola fue paseada en procesión por las principales calles del barrio de Kilakán de Calkiní, en medio de alabanzas, música, sin faltar los voladores que dieron el toque especial a los festejos que llegaron a su fin.
Previamente, los feligreses participaron en la alborada y la misa que fue oficiada por el presbítero Juan Eliodoro Kantún Huchín en la cancha del barrio, donde una vez más la población demostró su fe hacia la milagrosa imagen.
Después de la concurrida procesión, se llevó a cabo el último novenario, en el que hubo de todo y hasta los habitantes de otros suburbios se dieron cita como parte de las costumbres y tradiciones que aún perduran entre los calkinienses.
Los vecinos como todos los años se organizaron para llevar a cabo una serie de actividades, desde novenarios que iniciaron el pasado 23 de julio y concluyeron este martes, dedicados al santo patrono San Ignacio de Loyola.
Al celebrarse un aniversario más de su natalicio, el sacerdote en su homilía se refirió a su vida.
De acuerdo con la historia, San Ignacio de Loyola nació en 1491, colaboró en la defensa de Pamplona acosado por el rey de Francia, fue herido en la pierna derecha y enviado a Loyola, donde pasa la convalecencia. En esos tiempos caen en sus manos algunos libros piadosos que le hacen descubrir en la vida de Jesús y de los santos un nuevo horizonte en su vida.
En este barrio de Kilakán se encuentra la imagen del santo y cada año los pobladores organizan fiestas religiosas y profanas, aunque las corridas de toros y los bailes populares ya no se realizan por la época de lluvias, además nadie se atreve a invertir.

Información: Rosendo Balán Caamal