Concluyen los festejos en honor al Señor de la Salud

3
Feligreses acudieron ante el Señor de la Salud para agradecer los favores recibidos

En medio de una gran fiesta religiosa que fue amenizada con música de mariachi, subieron a su nicho la imagen del Señor de la Salud en la iglesia de San Francisco de Asís, la cual fue abarrotada por los feligreses al concluir los festejos patronales en su honor.
La ceremonia eucarística estuvo a cargo del presbítero Cristian Rivas Caamal, quien hizo un llamado a los feligreses a seguir el buen camino, practicar la oración, el perdón y la caridad.
El sacerdote agradeció la presencia de sus amigos y compañeros en la vida consagrada por aceptar la invitación, sobre todo que él ha estado al frente de la iglesia de Hecelchakán; también agradeció la presencia de las autoridades locales, así como otros invitados que han apoyado a la iglesia para la celebración de estas festividades religiosas.
El santuario de la parroquia estuvo “copado” en su totalidad; el altar fue decorado con flores naturales, donde se veía imponente la imagen del milagroso Señor de la Salud.
El padre resaltó la sabiduría y las bondades del santo, que ha hecho que mucha gente lo venere y después de hacer su petición, cada año retornan para agradecer los favores recibidos; pidió a los feligreses salir de la oscuridad donde muchos de nosotros vivimos.
Para culminar con la ceremonia religiosa, Rivas Caamal agradeció a todos los católicos por ser parte de los novenarios en honor al Señor de la Salud, como párroco de la iglesia elevó su oración e hizo la petición para que todos los enfermos que acudan a pedirle la sanación, que él derrame su poder y su bendición.
Finalmente, los devotos en medio de alabanzas presenciaron la subida de la imagen del milagroso santo, con lo que concluyó la celebración anual en su honor.

Información: Rosendo Balán Caamal