Cientos de jóvenes reafirman su fe con la experiencia del Pentecostés

12

Cientos de adolescentes y jóvenes se sumaron a la experiencia del Pentecostés Juvenil que se llevó a cabo en 14 sedes de la Diócesis, donde se encuentra activo el Movimiento Pascua Juvenil Campeche.
La experiencia da continuidad a la vivencia de la Semana Santa, en la cual los participantes reafirman su fe en Cristo Resucitado, además de conocer más de los temas que atañen a las nuevas generaciones en la actualidad, como las redes sociales, el noviazgo, el acoso escolar, la familia, entre otros.
Con el lema “Enciende en mí el fuego de tu amor”, se sumaron a la celebración de la solemnidad a través de la misas de domingo, escucharon temas, realizaron dinámicas y otras actividades para entender el sentido de Pentecostés.
Uno de los principales momentos fue cuando tras la exposición sobre el Espíritu Santo y sus dones, los jóvenes comprendieron la importancia de descubrirlos en sí mismos y ponerlos en práctica día con día.
Al término de la experiencia, los coordinadores de los diversos centros o sedes del Movimiento Pascua Juvenil los invitaron a continuar perseverando en su amistad con Dios, y hacerlo a través de algún apostolado o sumarse a los diferentes grupos juveniles que existen en sus parroquias.
Este año, el evento se realizó en un total de 14 sedes: en el municipio de Campeche en las parroquias de Catedral, Sagrado Corazón, San Rafael y en las localidades de Alfredo V. Bonfil y Melchor Ocampo. En las parroquias de Misericordia y Fátima, en Carmen; en Hopelchén en las cabecera municipal e Iturbide; entre otros.
en Hecelchakán, en la Parroquia de San Francisco de Asís y la comunidad de Pomuch; y en Calkiní, en la Parroquia de San Luis Obispo y Dzitbalché.
El moviento posee más de tres décadas de existencia y servicio en la Diócesis de Campeche, con orígenes en los retiros juveniles organizados entre alumnos de colegios de instrucción católica a finales de la década de los años 80.
Hacia principios de 1990, a través del sacerdote asesor el equipo se vinculó de manera directa al Movimiento Nacional de Pascua Juvenil, de origen en la congregación salesiana con sede en Guadalajara, Jalisco.
Las primeras Pascuas Juveniles continuaron con sede en los colegios como el Instituto Mendoza y Guadalupe Victoria pero en esta ocasión abiertos hacia toda la comunidad.
En 1992, Pascua Juvenil inició misiones para la apertura de sedes al interior del Estado, por lo que a lo largo de los años tiene presencia en Tenabo, Tinún, Hecelchakán, Pomuch, Calkiní, Bécal, Hopelchén, Xpujil, Champotón, Escárcega, Palizada, y Ciudad del Carmen.
En la actualidad, el Movimiento Pascual Juvenil se mantiene vivo a través de sus generaciones, con un total de 14 sedes distribuidas a lo largo y ancho de la diócesis.

Información: Noemí Heredia Bernés