Celebran nueva era de la Iglesia

23
La gente llevó veladoras y agua bendita para la ceremonia

Ante una concurrida parroquia central de esta cabecera, el sábado el presbítero Eliodoro Kantún Huchín realizó en dos horarios la solemne Vigilia Pascual que concluyó los primeros minutos del domingo con la bendición del fuego y el agua, y posteriormente celebrar la resurrección de Jesús.
El padre invitó a festejar el triunfo de Cristo ante la muerte dirigiéndose al altar principal con el Cirio Pascual y de inmediato anunciar la resurrección del hijo de Dios.
Actividad similar se llevó a cabo en la colonia Fátima y en las parroquias de Dzitbalché, Bécal y Nunkiní, donde también hubo varios bautizos.
Fue cerca de las 11 del sábado, al entonar el Canto de Gloria, cuando las campanas del templo repicaron, se encendieron las lámparas y fue anunciada la llegada de Jesús apareciendo en el centro del altar la imagen del Resucitado.
En su mensaje de Pascua, Kantún Huchín dijo que “pese a los muchos signos de muerte es posible comprender las Escrituras, aunque hay que escucharlas; partir el pan y compartirlo; ver a Jesús y creer en él que camina con nosotros a pesar de nuestros ojos ofuscados incapaces de reconocer que Dios está con nosotros”.

Información: Rosendo Balán Caamal