A celebrar con fe a los Santos Inocentes

83
Orar por los más desprotegidos y ayudar al prójimo es uno de los llamados a la sociedad

Entre fe y la tradición popular, este jueves 28 se celebra el Día de los Santos Inocentes cuyo origen lamentablemente es desconocido para la mayoría, que al escuchar la fecha piensa en bromas tras exclamar la sentencia: “inocente palomita que te dejaste engañar”.
Sin embargo, al margen del riesgo de “caer de inocente”, producto de una broma o timo, la Diócesis de Campeche exhorta en esta fecha conocer el verdadero origen y significado del Día de los Santos Inocentes.
El sentido de esta celebración es de suma importancia, en la cual convergen dos hechos: el primero coincide con la fiesta de la Sagrada Familia conformada por José, María y Jesús, una familia consagrada a Dios.
Y el segundo es la memoria del momento histórico que relata la Biblia en que el rey Herodes, celoso de la profecía sobre el nacimiento de Jesús el “Rey de Reyes”, ordena el asesinato de los primogénitos recién nacidos en su afán de conservar el título de ser el único y verdadero Rey de los Judíos.
En esta persecución la Biblia relata cómo un ángel habla a José en sueños advirtiéndole el peligro que corre su hijo, por lo cual, él se levanta y logra huir de Belén junto al niño y su esposa, la virgen María.
Cabe mencionar que para la Iglesia este suceso en el cual se habla del asesinato de cientos de inocentes, es un llamado a los valores que todo cristiano debe tener para defender la vida, principalmente en el rechazo al aborto que en la actualidad da muerte a miles en todo el mundo.
La Iglesia también pide reconocer como inocentes a los más vulnerables, como los enfermos, los ancianos y los pobres, por lo que al celebrar el Día de los Santos Inocentes se pone en práctica los valores cristianos de amor y caridad hacia los más desprotegidos.
Finalmente, la Diócesis de Campeche exhorta a los feligreses sumarse a las celebraciones eucarísticas en este día para orar por los Santos Inocentes y en reparación de las injusticias que actualmente atentan contra los más indefensos.

Información: Noemí Heredia Bernés