Pasean por las calles los Magos de Oriente

33

Parroquias y capillas de diversos puntos de la Diócesis de Campeche vivieron un verdadero ambiente de gozo y devoción la fiesta de los Tres Reyes Magos. En la ciudad, pequeños de diversos templos recibieron la grata y sorpresiva visita de los Magos de Oriente quienes no solo les dieron bonitos obsequios, también sabios consejos para que sean buenos niños, principalmente obedientes con sus papás.
Ejemplo de la celebración de los Reyes Magos que se enmarca en la solemnidad de la Epifanía del Señor, fue la que se llevó a cabo en el Santuario del Cristo Negro, Señor de San Román, donde se realizó un Paseo de Reyes a bordo de un vehículo decorado a manera de carroza donde Melchor, Gaspar y Baltazar pasearon por las principales calles del barrio y visitaron algunas de sus capillas como San José y Perpetuo Socorro.
En su recorrido, los Reyes Magos repartieron dulces y saludaron a la gente a su paso, e iluminaron de ilusión el rostro de decenas de pequeñines que salieron a su encuentro.
Cabe mencionar que otra de las grandes celebraciones se vivió en el Camino Real, en la comunidad de Pocboc, donde se encuentra precisamente la capilla de los Tres Reyes Magos. Bajo la tutela del presbítero José Luis Ye Ehuán, párroco de Nuestra Señora de la Asunción en la comunidad de Dzitbalché, Calkiní y a la cual se encuentra adscrita la capilla, la fiesta se extendió hacia las comunidades de los alrededores donde los Magos también visitaron a los niños, les obsequiaron dulces y juguetes, y platicaron buen rato con ellos.
La Diócesis de Campeche recordó que la solemnidad de la Epifanía del Señor se recuerda la adoración de los Reyes Magos al niño Jesús en Belén.
La fiesta es ocasión para que la feligresía avive la fe y adore al hijo de Dios que ha nacido para la salvación de la humanidad, pero también para celebrar y reconocer la gracia e inocencia de la niñez, de ahí que tal y como lo hicieran los Reyes Magos, la tradición de regalarles juguetes.

Información de Noemí Heredia Bernés