Karla Mercedes Jiménez Vivas
*Realiza hermosas piñatas desde hace más de 5 años
*“Si te acostumbras a poner limites a lo que haces, físicamente o a cualquier otro nivel, se proyectara al resto de tu vida”
(Bruce Lee)

Por: Daniel Castillo

Karla Mercedes Jiménez Vivas ha encontrado en las manualidades no solamente una forma de ganarse la vida, sino también la manera en transmitir un mensaje de aliento, demostrando que cuando se quiere salir adelante no hay ninguna barrera que lo impida, mucho menos las físicas que se pueden ir encontrando en el camino.

Con una discapacidad física permanente, siempre apoyada en sus dos muletas, le sonríe a la vida y expresa toda su creatividad y felicidad elaborando piñatas, con todas las figuras que se puedan imaginar, destacando las de motivos navideños, que pone a la venta desde hace cinco años que llegó a aprender a un Centro de Desarrollo Comunitario del DIF.

¿Cómo encontraste esta forma de desarrollar tu creatividad?
Hace cinco años llegué al Centro Comunitario de Imi II y ahí comencé a aprender las técnicas para poder hacer las piñatas. Era algo que me llamaba la atención y encontré la manera de desarrollar una habilidad, un talento, y ahora ya tengo una forma de ganarme la vida con este aprendizaje.

¿Cómo logras encontrar el punto de creatividad para elaborar las piñatas?
Primero que nada, porque me gusta mucho, para mí es como un pasatiempo, lo hago por gusto y logré entender que haciendo lo que me gusta puedo ganarme un extra que viene a ayudarme económicamente, por eso le pongo empeño en lo que hago y a la gente le llama la atención la forma en que quedan las piñatas, por lo que aprovechamos esta temporada para tener un poco más de ingresos.

¿Qué tan complicado fue para ti desarrollar esta actividad?
No fue complicado, porque para mí tener una discapacidad no representa un límite, al contrario, me da las fuerzas necesarias para poder demostrar que puedo salir adelante sola, con mis habilidades, y mostrar que cuando se quiere hacer algo se puede, solo es cuestión de tener la voluntad para salir adelante como yo lo he hecho.

¿Qué mensaje le compartirías a la gente que de pronto se detienen por tener algún impedimento o discapacidad?
Que el límite está en la mente de cada uno, porque a veces tenemos las dos manos, o los dos pies, tenemos la vista, y podemos movernos, a veces con ayuda, pero nada debe detenernos para salir adelante, tenemos que buscar la manera de desarrollarnos, de hacer lo que nos gusta y encontrar nuestro talento.