Una mujer apasionada por compartir el conocimiento

110

Por amor a los números, Sandra Gabriela Ávila Parrao es una docente de matemáticas con más de 20 años en su profesión, señala que aún persiste la satisfacción por seguir transmitiendo sus conocimientos de esta asignatura a aquellos jóvenes de nivel secundaria, quienes cada vez más demuestran su gran talento por esta materia exacta.

¿Cómo es que inicia en la docencia?
Por amor a impartir los conocimientos a los chicos, y desde pequeña me encantaba las matemáticas, tuve a una maestra que fue la parte fundamental que me motivó para ser maestra, ella me apoyó con esa inquietud que tenía.

¿Dónde inició impartiendo clases de matemáticas?
En el Instituto Campechano, secundaria, donde duré 13 años cuando era particular, después cuando se volvió general y ahí nos contemplan para trabajar en el sistema para luego colaborar.

¿Por qué las matemáticas?
Desde pequeña observaba que mis compañeros tenían dudas, y decía “quiero ayudar a mis compañeros para que entiendan lo que en un momento dado uno como adolescente le puede comunicar a otro”, de ahí nació el gusto, sobre todo con la maestra de la materia que me gustó su sistema de trabajo, además fue quien me motivó para salir adelante en las matemáticas.

¿Cómo se imparten actualmente las matemáticas?
Ahora utilizamos diferentes estrategias para que ellos puedan asimilar las matemáticas, todo manuable, ya que cada alumno tiene un diferente tipo de aprendizaje, son visuales, auditivos, por ello nosotros tenemos que hacer una evaluación diagnóstica de nuestro grupo y dependiendo de eso es la estrategia que vamos a utilizar para trabajar. Antes era lo que el maestro te indicaba que tenías que aprender, era muy rígido.

¿Las olimpiadas de conocimiento que realizan ayudan a los alumnos?
A raíz que empiezan las olimpiadas de conocimientos fueron surgiendo algunas inquietudes de algunos maestros porque sí hay muchos chicos buenos en matemáticas, y se pensó en iniciar con eso. En aquel entonces me invitaron a trabajar en ese grupo y ahí estuve con ellos, posteriormente me retiré y le dimos esa apertura a los maestros jóvenes para que continúen con esas actividades.

¿En el caso de su familia hay algún miembro que también imparta esta asignatura?
Ninguno, pero sí tengo a mis hermanos que han sido ingenieros y que en cierto momento me apoyaban.

¿Lo que más disfruta de su trabajo?
Me gusta aportar conocimiento a los chicos y que ellos también me enseñen, porque nosotros como docentes estamos en constante aprendizaje, podemos observar que de nuestros mismo alumnos vamos descubriendo otras estrategias, y cuando empiezo a detectar le pido a los jóvenes que sean los encargados de explicar su estrategia de cómo llegaron a esa solución.