Un afortunado de la comunicación

80

Con 20 años de trayectoria en el mundo de la comunicación, Juan Ventura Balán Avilés asegura ser afortunado por tener la oportunidad de hacer a diario lo que le apasiona. Conductor de espacios noticiosos y encargado de una estación de radio, desde pequeño se sintió atraído por los medios masivos de comunicación sin imaginar que dedicaría toda una vida a la locución.

¿Si no fueras comunicador, a que te hubiera gustado dedicarte?
Siempre quise ser comunicador. Claro, cuando era pequeño no sabía que era una carrera pero siempre que veía un micrófono en casa o un espacio en las reuniones familiares siempre estaba ahí, cantando, contando un chiste o haciendo algo para llamar la atención, lo cual resultaba muy irónico porque mi personalidad siempre ha sido más seria, quizá por eso en mi familia se sorprendieron tanto cuando les dije qué carrera tomaría, eso sí, pese a la sorpresa mi familia ha sido mi gran pilar de apoyo.

¿Cómo iniciaste en los medios informativos?
Mientras estudiaba la carrera en el Instituto Campechano hice casting para participar en un proyecto que en aquel momento se llamaba “Causa Joven Radio” y que actualmente lo conocemos con otro nombre. Ahí tuve mi primer acercamiento a la radiodifusión, me mantenía alerta porque podía acercarme también a un plano más laboral conjugando los tiempos de la escuela con los tiempos del proyecto y justo ahí fue cuando mi pasión por la radio despertó, lo recuerdo bien, fue en 1999.
Posteriormente estuve haciendo radio y televisión algunos años en diferentes medios locales hasta que decidí continuar mis estudios de posgrado en Madrid, ahí también tuve la oportunidad de conocer cómo se hacía radio en Barcelona, donde colaboré como locutor en una estación latina y también me sirvió de experiencia. Para 2008 regresé a Campeche retomando proyectos para conducción de noticias y en 2010 fui considerado para estar al frente de la radio cultural “Voces Campeche”, y como te digo, afortunado por poder dedicarme a lo que me gusta hacer.

¿Qué es lo que más te gusta de la radio?
Para mí es un privilegio, es una responsabilidad muy grande porque estar al frente de un micrófono eso implica, y al hacer radio es un compromiso con la ciudadanía que te escucha, que confía en lo que le estás diciendo, en el caso de la radio cultural, el poder darle voz a aquellos temas que no tienen tanta fuerza mediática pero que están ahí para enriquecer a la sociedad es una oportunidad de aportar un granito de arena a tanto esfuerzo que hay detrás de artistas, artesanos, escritores, compositores, etcétera; y hablando de Campeche siempre hay muchos temas qué compartir porque tenemos una gran riqueza cultural que muy pocos conocen a fondo.

¿Cuál sería tu mensaje a aquellos que están buscando su propio camino en los medios de comunicación?
Competencia siempre habrá, pero la recomendación que les puedo dar desde mi punto de vista es que estudien, se preparen, se capaciten, tomen riesgos, la carrera lo vale. Nuestras metas personales deben siempre valerlo y comento esto porque actualmente veo muchos chicos con una ansiedad de éxito como si se diera de la noche a la mañana, y el éxito es algo que se trabaja todos los días, todos los días se aprende algo nuevo, el éxito es un camino largo y pensar que ya llegaste es ponerle límites a tus capacidades. Apasiónense por lo que hagan para que nunca se fastidien de su labor diaria.

Una entrevista de Anabel Martínez / Fotografía: José D. Beytia