Toda una vida en la fotografía

21
Mauro Morales Peralta

Con calidad y eficiencia, hoy en día los clientes de Mauro Morales Peralta, experto fotógrafo con más de 24 años en esta profesión, son beneficiados con su buen servicio gracias a su sistema actualizado que le permite entregar en cuestión de minutos fotografías con calidad profesional.

¿De dónde es usted originario?
Hace 42 años nací en esta tierra bendita donde mi padre y madre me inculcaron estudiar, por lo cual realicé mis estudios en diferentes escuelas, tanto de primaria, secundaria, preparatoria y la universidad, donde estudié Contaduría; sin embargo, mi padre se dedicó a la fotografía y es así como empecé a hacer mis “pininos” en este negocio.
En aquellos tiempos, hace 20 años, existían cerca de ocho estudios fotográficos en la isla, instalados en la zona centro de la ciudad, pero ante la falta de tecnología en el laboratorio de impresión nos tardábamos unas horas en poder entregar las fotos, sobre todo, al inicio de las inscripciones escolares.

¿En qué le ha ayudado la tecnología?
Fue en el año 2000 que a nivel nacional se comenzó a conocer la tecnología avanzada en los equipos que ocupamos los fotógrafos locales, sin embargo, para esos tiempos gran parte de nuestros compañeros no tenían el recurso necesario y optaron por cerrar, por lo que hoy, de los ocho, al menos seis cuentan con laboratorios de impresión.
En estos días contamos con equipo como computadoras, máquinas y laboratorios de impresión donde en cuestión de segundos se pueden imprimir fotografías a color, así como blanco y negro, como lo pida el cliente.

¿Entonces todo lo hacen ahora las máquinas?
La mayoría de la gente piensa que ahora el sistema de impresión lo hacen las máquinas que hay en los laboratorios digitales, pero la realidad es otra, pues las “cubetas” que se emplean para el revelado, baño intermedio, paro y fijado son fundamentales, trabajo que lo tiene que hacer un experto.
Del mismo modo se hace el llenado de las “botellas” que se utilizan para la conservación de los productos químicos que intervienen en el proceso de revelado, producto con el cual hay que tener mucho cuidado porque se oxida al tener contacto con el aire.
El papel fotográfico es especial al que se le impregna la emulsión fotosensible, además, las “pinzas” que son utilizadas para poder colgar la película mojada revelada hasta que se seque, sobre todo, que son líquidos que podrían ocasionar daño a la salud de quien lo trabaje.
Otro equipo que forma parte del complemento es el reloj, mismo que es utilizado para medir con exactitud el tiempo de revelado y el de la fase de exposición del positivado, sobre todo, que debe funcionar con extrema precisión para que la calidad de nitidez de la imagen salga a la perfección.

¿Le ha afectado la crisis ocasionada por la recesión petrolera?
Claro que sí, a todos nos ha afectado, tanto a quienes nos dedicamos al comercio como a quienes trabajan en empresas, pero gracias a Dios en mi negocio, a pesar de que bajó considerablemente la clientela, no he tenido la necesidad de despedir a ni un sólo empleado, pero esperemos esta situación se supere pronto.

Por Omar Dzul