Toda una vida a favor del medio ambiente

41

El voluntariado pocas veces se reconoce cuando no se ve, asegura la directora de Operaciones de Núcleo Yucatán, Karla Gonzáles Villanueva, quien señala que el cuidado al medio ambiente ha estado en ella desde niña y que actualmente forma parte de una red de líderes climáticos que trabaja en su favor en todo el mundo.

¿Cómo nació su interés en este tema?
He sido ecológica desde niña gracias a las enseñanzas de mi madre. Siempre he buscado que el tema esté involucrado en mis trabajos y estudios, principalmente en cuestiones voluntarias sobre el medio ambiente y su cuidado.
Después me convocaron a participar en una organización dedicada justo a cuidar la naturaleza. Este voluntariado es el que me ha dado mayores herramientas para desarrollar mi liderazgo y darme los conocimientos para mejorar mi entorno.

¿Qué recomendaría a los jóvenes que aún no descubren la importancia de aprender sobre esta situación?
Que respiren hondo y que vean lo que hay a su alrededor, que vean de qué están compuestos.
Cuando se ve al mundo con paciencia es que uno se da cuenta de cómo se entrelazan la vida, los árboles, los animales y el agua, si no eres inmune a esa sensibilidad de cuidar todo lo que nos rodea y que nos da la vida, eso te puede motivar para hacer este cambio y ser voluntario en beneficio del medio ambiente.
Si las autoridades necesitan sentir la presión de la población para hacer más en favor del medio ambiente, ¿qué se requiere hacer?
Ellos (las autoridades) representan nuestra voz, nuestro voto y lo que nos importa. Lo que nos interesa como ciudadanos es mantener nuestros recursos que nos dan vida, nos dan trabajo y nos permiten estar bien. Hace falta que los propios líderes políticos muestren su compromiso desde su trinchera, desde su persona, para ser ciudadanos conscientes y preocupados por el medio ambiente. Ellos tienen un doble compromiso para darle prioridad a la conservación de áreas verdes.

¿Cuánto tiempo le ha dedicado al voluntariado?
Van varios años destinados la conservación y protección de la naturaleza en Yucatán. Además, mi interés por estos temas me llevo a estudiar más sobre ello, actualmente soy ingeniera bioquímica y tengo mi propia empresa que se llama Arbológico, donde buscamos promover la eficiencia energética y la sustentabilidad.

¿Cómo ha sido su labor como empresaria?
Ha sido satisfactoria, la idea surgió justo después de mis voluntariados, ya que incursioné en el mercado comercial de la energía renovable. Este programa ha sido muy bueno para mí y me ha servido de catalizador para mejorar mi desempeño. Llevo apenas dos años con la empresa pero creo que vamos por buen camino.

En el caso de Yucatán, ¿qué tanto se ha abonado al cuidado del medio ambiente?
Recientemente se firmó un convenio en favor de la sostenibilidad, el Estado mostró una gran decisión hacia priorizar el cuidado del ambiente y darle auge a la energía renovable, yo veo que Campeche está en la misma sintonía y eso es bueno, pero nos falta Quintana Roo. También se necesita más coordinación en toda la Península de Yucatán porque se carece del respeto a las áreas verdes, así que la misión de los voluntarios es precisamente promover la reforestación.

Adriana Quijano García