Supera obstáculos a pesar de la mala racha económica

29

Calificado como un icono de sabor y tradición en la isla, don Fidencio López Avendaño, mejor conocido como “Don Fide”, se muestra orgulloso de dedicarse desde hace casi 50 años a brindar lo mejor de sí con la elaboración de tortas, tacos y panuchos a la sociedad.
Desde muy pequeño junto con su madre, se dedica a la venta de panuchos en los muelles de la isla, principalmente en los embarcaderos de pescado y camarón, donde sus principales clientes se arremolinaban alrededor del triciclo a pedir un taco del guiso del día elaborado por su progenitora.
Ubicado en el corazón de la ciudad a pocos metros del Ayuntamiento, “Don Fide” trabaja ahora acompañado de sus hijos que con el tiempo formaron parte de este negocio familiar, que lejos de hacer riquezas ha permitido solventar las necesidades más básicas de sus familias.
Asegura que los años han pasado y ahora toca turno a sus dos hijas e hijo quienes con su pelicular forma de ser no han hecho clientes, sino amigos y hoy, cerca de cumplir 50 años de tradición, rifarán una olla de machaca para consentir a sus clientes.
Don Fidencio agregó que la llegada de la industria camaronera mantuvo en auge la economía del lugar, lo mismo con el petróleo, sin embargo la situación ahora es distinta porque al no haber trabajo la gente ya no puede consumir como antes y por ende, el negocio se va a “pique”, como sucede en la actualidad.