Soldado de la educación

8

“El camino al éxito es la actitud”, asegura Rosa Isela Aguilar Simá, quien desde hace tres años se desempeña como figura educativa del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).

¿Cómo inicia tu participación en esta institución?
Inicié como líder educativo comunitario, luego como capacitador tutor, también fui asesora de caravanas y finalmente figura educativa que es el papel que desempeño actualmente en la comunidad de Kanki con niños de educación básica, porque pertenezco a la sede regional Campeche.

¿Cómo ha sido tu experiencia en el Conafe?
Para mí ha sido positiva, es una muy buena oportunidad y aun recuerdo cuando me enviaron a la comunidad de Kankí, fue algo que marcó mi vida, me hice responsable de 16 alumnos, para mí era motivante ver a los niños aprendiendo algo bueno. El sistema Conafe es algo que llegó para dar tranquilidad a los padres que aunque estén en sitios lejanos, sus hijos tendrán calidad educativa, porque han sido ellos quienes han agradecido los conocimientos otorgados a sus hijos.

¿Cuál es tu motivación?
Han sido muchas, mi familia, los niños, sus expresiones de alegría; eso es lo que da el aliento, aunque hay días grises. He tenido además el apoyo del resto de las figuras educativas, quienes me han ayudado desde el inicio y motivado para salir adelante.

¿Cuál es el mensaje para los jóvenes?
Pues que se den la oportunidad, que sepan que esta es una de las mejores experiencias que se pueden vivir, que se acerquen a la delegación y conozcan las actividades que realizamos para que se den cuenta de la importancia de dedicarse a esto.

¿Cuál será el siguiente paso en tu formación académica?
Actualmente soy ingeniero en industrias alimentarias y este año me he propuesto continuar con mis estudios, y podré hacerlo gracias a la beca que Conafe otorga a los que servimos para llevar educación a las comunidades.
Pretendo terminar mis estudios en maestría, porque creo que es lo que debo hacer. Este y muchos de mis triunfos se los entrego primero a Dios y a mis padres y a toda la familia que está en Conafe, porque así como yo he podido ejercer mi historia de éxito, estoy segura que ellos podrán hacerlo también.