Naturaleza campechana a través de la lente

40
Gustavo Costa

La paciencia y la suerte son elementos que hacen posible la fotografía de naturaleza, asegura Gustavo Costa, quien actualmente es delegado en el estado de Campeche de la Comunidad Mexicana de Fotógrafos de Naturaleza y quien lleva desempeñando esta actividad desde los años 90.

¿Cómo se da tu primer encuentro con la fotografía?
Yo nací en Buenos Aires, Argentina, ahí crecí y hacia el año 1990 se empiezan a dar mis inicios en la fotografía. En ese año tomé un curso de fotografía básica en la academia de Artes Visuales de Buenos Aires y a partir de ahí me di cuenta de que era una actividad hermosa, y decidí que era algo que quería experimentar, que quería vivir por mí mismo y entonces a partir de esa fecha empiezo a tener una formación en la fotografía autodidacta.

¿Cómo llegas a encabezar esta comunidad de fotógrafos?
Conozco la ciudad de Campeche, precisamente por la foto, y me enamoro de ella y decido en el año 2006 mudarme a este Estado en el que no solo me he dedicado a resaltar su hermosura, su naturaleza y todo lo bueno que tiene, sino que lo elegí como el lugar idóneo para formar una familia. Hoy día ya tengo la nacionalidad mexicana. Además, déjame decir que esta organización que represento tiene el objetivo de dar a conocer y preservar la enorme riqueza natural, la biodiversidad mexicana y también soy miembro del Consejo Consultivo de Vida Silvestre del Estado de Campeche.

¿Porque dedicarse a este tipo de fotografía?
La fotografía es algo que te atrapa. En realidad disfruto mucho hacer foto de diversos temas, pero encontré mi pasión en la fotografía de naturaleza. Desde muy pequeño he sentido esa atracción por la naturaleza, esa curiosidad por cómo se dan los ciclos en el mundo natural y por eso es que he tomado diversos cursos, como el de buceo para poder hacer fotos subacuáticas y todo lo extra que he podido aprender, siempre lo ligo, con mi pasión que es la fotografía. En el año 1994 me dieron la categoría de instrucción de buceo por la National Association of Underwater Instructors (NAUI) y desde entonces empecé con mis exploraciones en el mundo subacuático produciendo imágenes.

¿Cómo es estar detrás de una cámara, retratando todos los aspectos naturales?
Es emocionante, porque cada vez que tomo una imagen busco que la gente conozca lo maravillosa que es la naturaleza, ya sea en tierra o en agua siempre produzco imágenes que sean atractivas, que capten la atención del público y que les cause interés por los aspectos naturales de nuestro planeta, los seres que los rodean y los riesgos también.

¿Cuál es el objeto de estas imágenes?
Bueno en lo particular busco generar conciencia sobre la importancia de la conservación del planeta, podríamos decir que es como una misión personal y gracias a este enfoque que le he dado a cada una de mis imágenes, estas han sido publicadas en diversas revistas y se han exhibido en diferentes muestras fotográficas; además han participado en concursos de fotografía aquí en Campeche y a nivel internacional. Gracias a ellas he recibido premios y reconocimientos y eso significa que se está cumpliendo con el objetivo.

¿Cuál es la parte más difícil de esta actividad?
Creo que el tener suerte, porque con ella puedes ser capaz de captar los momentos más importantes de la vida natural, los comportamientos animales, las fases de cada uno, como su hora de comida, la forma en que cazan, cómo se reproducen, son cosas que pocas veces logras captar y que evidentemente no pueden ser planeadas y pues ello se combina con la paciencia, yo tengo mucha, pero en ocasiones he tenido que esperar entre 40 minutos y una hora para obtener una sola foto.

¿Cómo puede contactarte la gente que quiera conocer más sobre tu trabajo?
Estoy en redes sociales, puedes visitar igual la página web www.gustavocostaphotography.com o en el Instagram a través de la cuenta @gustavocostaphotography en donde tengo mucho del material que he sacado a lo largo de los años que llevo dedicándome a la fotografía.

Una entrevista de Adriana Quijano García