Los frutos del empoderamiento

23

Mujer, madre y padre de tres hijos, y exitosa profesionista, Iliana del Socorro Cosgaya López es ejemplo del empoderamiento de la mujer campechana por mérito propio. Desde niña supo que la tenía vocación para la psicología, una profesión que le permitió sembrar el camino cuyos frutos hoy la colocan en una posición clave para la mejora continua en el trato integral de cientos de trabajadores y derechohabientes como directora del Centro de Capacitación y Calidad Campeche, del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

¿Por qué se dedicó a la psicología?
Creo que muchas de nuestras historias de vida están relacionadas en aquello que deseamos desde la infancia. Yo desde pequeña tenía ese interés de ayudar a la gente por lo que en un principio quise estudiar medicina, pero descubrí que tengo el don de hacer a la gente reflexionar, discernir y motivarse a través de una plática, consejo o debate de ideas.
De esa manera, descubrí que quería estudiar psicología e ingresé a la licenciatura en Psicología Educativa que ofrece la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Campeche, donde tuve excelentes maestros, y sobre todo grandes amigos y compañeros. Esta carrera nos da la oportunidad de servir y ayudar. La psicología es una profesión tan hermosa que no sólo la aplicamos en la Educación sino en todos los ámbitos en el trabajo, en la comunidad, en la familia.

¿Ha cambiado la gente respecto a recurrir a un profesional de la psicología?
Si ha cambiado. Antes la gente pensaba que acudir al psicólogo era para enfermos mentales o “locos”, en la actualidad los campechanos tienen claro que el psicólogo es un profesional que cuenta con las herramientas para el conocimiento y discernimiento de la mente, las emociones, las conductas, las percepciones, en resumen la salud mental.
Ahora el psicólogo es un aliado para enriquecer las estrategias de aprendizaje en la casa y en la escuela para facilitar los aprendizajes escolares en muchos niños, a través de adecuaciones curriculares, de talleres y orientación para padres de familia, porque en definitiva el punto de partida es la familia.

¿Es importante el psicólogo en las escuelas?
Mucho. El psicólogo es un aliado tanto de los padres de familia como de los maestros ya que hay niños con necesidades educativas especiales que requieren de adecuaciones curriculares para que puedan acceder a los aprendizajes del plan de estudios básico. El psicólogo es fundamental para el desarrollo integral de los estudiantes, pues la salud emocional y mental son la base para el buen aprendizaje y el impulso para los proyectos de vida.

¿Algo que agradecer?
Como psicóloga esta carrera me ha brindado muchas satisfacciones y me ha dado la oportunidad de apoyar, orientar y de influir en muchas familias, niños, adolescentes y jóvenes. Otra de mis áreas es la capacitación, que es una estrategia fundamental para el crecimiento personal y familiar de muchos trabajadores. lo cual agradezco y valoro enormemente. Quiero decir que cada vez que sientan que nadie les entiende o que no tienen nada que hacer en este mundo busquen ayuda.